‘Primera mañana» dialogó en exclusiva con Gustavo Marangoni (ex Presidente del Banco Provincia), politólogo y director de M&R Asociados.

 

 

Al ser consultado sobre el balance coyuntural del año que termina, señaló: «Si nos atenemos al término ‘balance’ de forma estricta, tenemos que hablar de un resultado negativo, en cuanto a lo económico y lo social. El gobierno proyectaba un 2018 en el presupuesto en el que se iba a crecer tres puntos, pero se va a caer tres puntos; pensaba una inflación de 10/12% y estamos terminando con una que pisa el 50%. Y así en todos los ámbitos; pensaba bajar el número de pobres, pero subió. Además, en el primer trimestre se perdieron 113 mil empleos formales. Es claramente negativo».

 

En ese sentido, Marangoni añadió que estas cifras van a arrastrar «por lo menos los primeros meses del año próximo.

 

«La inflación empezó con el mal diagnóstico», sostuvo el especialista ante la consulta de por qué el gobierno no puede resolver este problema; «Hay que recordar lo que dijo el Presidente cuando era candidato, él decía que la inflación era algo fácil de resolver. Y cuando se ningunea un problema tan serio se agrava la situación.»

 

Asimismo, el politólogo y ex funcionario enfatizó: «Evidentemente cuando hay problemas que se mantienen tanto tiempo manifiestan que hay cuestiones estructurales muy profundas y complejas de resolver. Luego está lo técnico; abusaron del endeudamiento, se metieron con las Lebacs, después con las Leliqs, pero ahora eso es anecdótico; ellos pensaron que su sólo prestigio -segúne ellos- iba a ser intimidador a la inflación y la iba a poner en caja; eso es de un voluntarismo tremendo».

 

Respecto de la consulta del último dato que relevó un informe de la UCA, según el cual la pobreza creció un 36.6% en nuestro país, posicionándose como el número más alto de la década, el entrevistado manifestó: «Llegamos aquí, en el caso de este gobierno, por lo mismo que sucedió con al inflación; prometieron ‘pobreza cero’ con una liviandad tan grande, tampoco se pueden sorprender porque el resultado sea este».

 

En una explicación más amplia, Marangoni sostuvo: «La pobreza en Argentina tiene un piso de 25% que desde los 90 no se puede perforar. Cuando baja dos puntos ese índice, salimos a festejar. Es importante que la Argentina, aún en los años que crecía la pobreza no bajaba por una cuestión estructural», y añadió: «Crecer es una condición necesaria pero no suficiente para que haya menos pobres».

 

Finalmente, se refirió a una encuesta realizada por su consultora, M&R Asociados, sobre las mayores preocupaciones de ls argentinos, dijo: «Las primeras dos preocupaciones de los argentinos son de naturaleza económica; inflación y desempleo», y continuó: «En cualquier mesa familiar se da la charla de que alguien se quedó sin trabajo, o sin horas extra, menos jornadas laborales; por eso estas son las dos preocupaciones de los argentinos; luego viene la inseguridad, y en cuarto lugar la corrupción.»

 

ESCUCHÁ LA NOTA COMPLETA:

 

 

Carolina Bisgarra