Compartir

La Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA) salió a rechazar de plano la posibilidad de incursionar en política, señalando que no está dentro de sus objetivos el armado de un partido o de candidatos evangelistas. “Así como ACIERA no apoya políticas partidarias, tampoco apoya ni fomenta la creación de partidos políticos o líneas políticas evangélicas. También aclaramos que ningún actor social o político puede arrogarse la representación de los evangélicos”, expresó la entidad a través de un comunicado.
Con respecto a los trabajos comunitarios que se realizan desde los templos –hay 4500 en el Conurbano-, ACIERA busca aclarar que tienen como fin algún tipo de retribución o fines ocultos. “La tarea social que se realiza desde siempre en nuestras Iglesias, nada tiene que ver con una actuación política partidista, sino en obediencia a las Escrituras”, asegura la entidad.
“Esta tarea se lleva a cabo de una forma voluntaria y con recursos propios, donde a la par, se enseña la Palabra de Dios”, asegura.
Por último, ACIERA se ratifica su postura contra los cambios que se quieren introducir en la ley de Educación Sexual Integral tanto a nivel nacional en el Congreso como en la Legislatura bonaerense. “Alertamos que se intenta introducir una ideología de género sin base científica ni biológica que pretende imponer contenidos disparatados y eliminar el disenso, actitud propia de los estados totalitarios”.
“Que la educación sexual y la legislación que la regula, dado el campo tan delicado que aborda, debe respetar los idearios institucionales, y la educación ofrecida por los padres”, agrega el comunicado.
Las conjeturas empezaron a ser más fuertes luego de que se filtrara un audio de Whatsapp del pastor Jorge Sennewald, en el cual se jactaba –textualmente- de haber “parado” la discusión de la ESI por su relación con el Presidente. Además, adelantaba, que iba a hacer lo mismo con la Gobernadora en el ámbito provincial, donde un proyecto del Frente de Izquiera pasó en Diputados pero ‘duerme´ en el Senado.
Juan Zucarelli, titular de la Federación de Consejos de Pastores de la Provincia de Buenos Aires y miembro del Consejo Directivo de ACIERA, había negado haya un intercambio de contención social por favores políticos. “Tendríamos que ser muy desalmados para plantear eso”, fue la respuesta.
Fue Zuccarelli también quien admitió que “Sennewald ayudó a Vidal cuando no la conocía ni el gato” a “pedido de Macri”. Eso habría sido una decisión personal y no colectiva.
Por afuera de estos tres ejes, ACIERA afirma: “Frente a los delicados tiempos que estamos viviendo como país y sociedad, las iglesias evangélicas representadas por esta Alianza nos encontramos en medio de un profundo proceso de oración por la Nación”

Compartir

Comentarios