El movimiento feminista viene a cuestionarlo todo, a poner en tela de juicio las prácticas naturalizadas dentro de ámbitos privados y públicos. Y también viene a disputar el poder real y no solo las bancas dentro de organizaciones políticas, gremiales y sociales. Las “Mujeres Unidas de Moreno”, en una mesa amplia y diversa presentaron el siguiente comunicado:

“Las Mujeres Unidas de Moreno nos conformamos con el objetivo de promover e impulsar una forma distinta de hacer política, por eso solicitamos que las candidaturas se resuelvan en elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, es decir, en las PASO en nuestro Distrito. Este espacio no es una nueva fuerza política, sino que es el resultado de la confluencia de mujeres de diferentes organizaciones del campo nacional y popular, que estamos convencidas de nuestra obligación de aportar una manera de gestión diferente a partir de nuestra propia experiencia de construcción horizontal, transversal y diversa. No necesitamos jefes para Moreno, necesitamos ideas concretas de acuerdo a las posibilidades reales, que resuelvan los problemas del Municipio y que sean expresadas con claridad a nuestro pueblo. Las PASO son la mejor oportunidad para hacerlo, y tenemos candidatas dispuestas a competir en ellas.

Firman el comunicado: Araceli BellotaMarcela CorreiaSandra CruzJosefina Díaz CiarloMariel FernándezCintia GonzálezMaría GonzálezPatricia Rosemberg.

 

Esta voluntad de unidad, que pretende dejar atrás mezquindades y lograr una construcción política distinta, no respondería a diferencias personales sino a la negativa de continuar perpetrando viejas practicas y disputando el protagonismo en el proceso de transformación. En este sentido, Cintia González comenta: “Ya es hora de que dejen de minimizar a la mujer y pensar que solo está para acompañar, somos mujeres de la política que podemos tener la suficiente capacidad para gobernar y llevar adelante un pueblo. Necesitamos compañeros con madurez política, basta de mezquindades, por eso esta mesa, porque tenemos la madurez suficiente para llevar adelante este proceso.”

Por su parte, y haciendo referencia a la unidad, Patricia Rosemberg plantea: “No nos une un anti-caudillismo, nos une un proyecto hacia adelante, la realidad es que construir en un anti-otro es algo que fracasa. No nos une el espanto, estamos espantadas por como está Moreno hoy, por como está conducido, pero nos une la posibilidad de pensar que se puede construir diferente. La construcción de un feminismo popular es lo que nos estamos planteando, nuestros “no” no tienen que ver con las personas, sino con los proyectos. Es subestimarnos pensar que nos tenemos que abroquelar para tal cosa, y no lo estamos haciendo para cuidarnos, sino para construir una propuesta diferente, posible, que sume y cambie, que transforme las prácticas y la realidad que vivimos acá”.

En esta misma línea, Sandra Cruz expresa: “Los vecinos nos están exigiendo una alternativa posible en Moreno, y eso solo se logra con unidad, con proyectos comunes, incorporando lo que el feminismo vino a aportar a nuestra sociedad que es que se puede construir unidad con diversidad, que no es detrás de un jefe. El modo de construcción política no puede ser detrás de una persona, sino la unidad de muchos con un proyecto común”.

En cuanto a quienes encabezarían la expresión política del feminismo en Moreno, dentro de un peronismo que podría o no estar encabezado por Cristina Fernández de Kirchner, Mariel Fernández comenta: “Nos estamos proponiendo como candidatas, es un camino juntas, pero es algo (las candidaturas) que vamos a ver mas adelante. El principal objetivo es la preocupación y la responsabilidad que sentimos por este distrito.(…) Hay un frente del peronismo que se va a armar. Puede que sea Cristina la candidata o no, pero vamos a estar en ese espacio, en un peronismo que no sea funcional al macrismo y que nos encuentre unidas en un espacio.” El gran lema del peronismo de que los que pierden, acompañan, lo cristaliza Cintia González cuando dice: “Tenemos la madurez de que, cuando el pueblo elija, seguir acompañando. Lo que nos une hoy en esta mesa es más que una candidatura, vemos del otro lado y queremos transformar el desastre que es. Nos ponemos enfrente de eso y decimos que queremos las PASO. Vamos a intentar llegar a la intendencia y nos une un proyecto en conjunto.”

El proyecto en conjunto que se plantea, interpela no sólo a las mujeres sino también a los hombres de la política, pero al parecer sólo las primeras están dispuestas al diálogo. Por ello, Sandra Cruz aclara: “No es que nos propusimos armar una mesa de unidad de Mujeres. En realidad las que estuvimos dispuestas a unirnos fuimos las mujeres. No es que dijimos ‘hombres no, ahora juntémonos las mujeres’, nos queríamos juntar todos y todas, para mostrar una gestión con la que no estamos de acuerdo porque no le hace bien al distrito. No es una cuestión personal con nadie, pero nos quisimos juntar. Pero fuimos las únicas que tuvimos disposición para juntarnos pese a las pocas diferencias que puede haber. Prácticamente no hay muchas diferencias entre nosotras mas que venir de distintas experiencias, fuimos las mujeres, eso fue lo que pasó.”.

 

 

Melisa Delgado Niglia