El consumo en supermercados se desplomó 13,2% interanual en junio y acumuló una baja de 12,8% en el primer semestre medido a precios constantes, es decir, considerando el efecto de la inflación. Según el Indec, en los shoppings la caída fue del 6,1% en junio y del 15,5% en los primeros seis meses.

En comercios mayoristas, en tanto, las ventas bajaron en términos reales 13,5% interanual en junio y acumularon un retroceso del 14% en el primer semestre contra el mismo período del año anterior.

El deterioro del poder adquisitivo, que no tocó piso durante la primera mitad del año, hizo que estos indicadores acumularan doce meses seguidos de retroceso. El paquete de alivio preelectoral lanzado por el Gobierno, que incluyó el relanzamiento del plan Ahora 12 y los créditos Anses, entre otras medidas, no alcanzó a compensar el declive salarial.

El organismo estadístico también informó que las compras de electrodomésticos registraron una baja del 14% en forma interanual durante el segundo trimestre, en este caso medido a precios corrientes.

«El consumo en supermercados y centros de compras dista de recuperar los niveles del año pasado a pesar de compararse con meses donde la recesión ya había iniciado, por el contrario, exhiben bajas elevadas en términos reales», señaló la consultora ACM.

El salto del dólar de la semana pasada, que volvió a disparar los precios, volverá a castigar los ingresos y podría acentuar el derrumbe del consumo.

NG