El crecimiento estuvo de la mano de los planes de cuotas y promociones con bancos o mecanismos de pago electrónico, cambiando la tendencia bajista del año anterior.

Es según los balances de las ventas difundidos por la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ) y por Federación de Cámaras y Centros Comerciales Zonales de la República Argentina (Fedecámaras).

El titular de la cámara que agrupa a la industria del juguete, Emmanuel Poletto, afirmó que las ventas crecieron este año 2% y destacó que «se liquidaron stocks» con ventas preferentemente de los juguetes más económicos «a un ticket promedio de $ 450 por juguete», mientras que «el 90% de las transacciones se concretaron con tarjeta de crédito».

A su vez indicó que las reposiciones fueron «moderadas» pero que al haber vendido para Navidad los comercios se animaron a reponer stock, «algo que no había sucedido el año pasado».

Los sondeos de la CAIJ indicaron que se aprovecharon promociones de los bancos y el 20% de descuento que la cámara articuló con Mercado Pago.
Además, se realizaron muchas ventas con Ahora 3 y 6, dado que muchas jugueterías ofrecieron cuotas sin interés.

En coincidencia desde Fedecámaras aseguraron que las ventas crecieron 3% en comparación con el 2019, alentadas por los planes Ahora 3, 6,12 y 18.

De acuerdo al informe de la entidad, presidida por Rubén Manusovich, las compras se efectuaron en un 80% con tarjetas; y en consonancia con los últimos años, la mayor demanda fue para los productos más económicos, y se registró una caída de ventas de artículos tecnológicos por la escasez de dinero.

En cuanto a la elección de los regalos, la mayor demanda con un acumulado del 50% fue para los juguetes, un 25% en indumentaria, el 15% para ropa y calzado deportivo, un 8% libros y juegos didácticos y el 2% consolas de videojuegos y teléfonos celulares.

Agenhoy