El ex ministro de Economía, cuestionó las medidas del Gobierno al considerar que «el subsidio a los afectados por los créditos UVA es mínimo, es de un total de 80 millones de pesos de acá hasta diciembre», lo que es «ridículo porque no resuelve el problema de fondo de los tomadores, que además es un problema nacional e insostenible para muchas familias».

Roberto Lavagna agregó que «se han equivocado, el sistema ha fracasado, porque con estos niveles de inflación y pérdida de salario es inviable» y agregó que «el crédito hipotecario de largo plazo en Argentina es muy valioso, pero así no sirve porque se convierte únicamente en un negocio para los Bancos», sentenció.

El candidato a presidente de Consenso Federal explicó que su propuesta sobre el crédito para la primera vivienda: «Nosotros venimos insistiendo en ponerle plata en el bolsillo a la gente, y uno de los mecanismos es el de indexar por salario todos los créditos UVA».  

A menos de un mes de las  PASO, el Gobierno informó el lunes que otorgará un «subsidio temporario» a deudores hipotecarios en  UVA no beneficiarios del Procrear, quienes reclamaban una solución oficial luego de que el sistema de créditos lanzado en marzo de 2016 naufragara por la escalada inflacionaria.

La medida, celebrada por algunos deudores, fue denostada por el ex ministro de economía y precandidato a presidente Roberto Lavagna.

El Gobierno confirmó que destinará «como máximo» un fondo de 80 millones de pesos para subsidiar a quienes hayan tomado estos créditos y hayan visto a las cuotas subir más que sus salarios. 

Rogelio Frigerio fue quien lo comunicó y brindó detalles del plan con el que la gestión de Mauricio Macri pretende «aliviar» a los deudores a los que en dos años se les ha duplicado la cuota y también el capital adeudado en pesos por la disparada inflacionaria.

El funcionario informó que «serán 80 millones de pesos, como máximo», y agregó que esto no aumentará el gasto público dado que se realizará una reasignación de partidas dentro del Presupuesto 2019 votado por el Congreso Nacional, una facultad que tiene la Jefatura de Gabinete. 

En el país hay 115.000 personas o familias que tomaron créditos hipotecarios indexados por inflación (en  UVA) desde que la gestión Macri impulsó esta iniciativa en mayo de 2016: unos 80.500 fueron por contratación directa y 34.500 a través del plan oficial Procrear.

Por su parte, Federico Wahlberg, del colectivo Hipotecados UVA, explicó: «Le presentamos a Lavagna nuestra problemática porque las cuotas que debemos aumentan por inflación y nuestros salarios están muy por debajo de esos aumentos. El sistema de indexación UVA no va más, hay que pasar a un sistema que contemple la evolución de los salarios», agregó.

Wahlberg coincidió con Lavagna en que «se trata de un parche electoral que dura hasta diciembre de 2019 y nosotros necesitamos una medida que perdure en el tiempo para los créditos que son a 20 o 30 años», según difundió el equipo de comunicación de Consenso Federal.

A su vez, Frigerio dijo que con los 80 millones de pesos el Gobierno pretende dar un subsidio a prácticamente todos los deudores, que se vieron afectados porque al momento de suscribir el préstamos no estaba en sus planes que la inflación se fuera a disparar alcanzando el récord en 27 años.

«Estamos hablando de casi todo el universo. Recibirán la compensación aquellos que hayan obtenido un crédito para vivienda única, que no sea una vivienda para alquilar», añadió. 

Si, como dijo el funcionario, el Gobierno le diera un subsidio a «casi todo el universo» el dinero que será depositado en las cajas de ahorro de las personas afectadas estará entre 695 y 800 pesos promedio

Frigerio afirmó con esta medida el Gobierno sale a «defender un sistema que funciona en todo el mundo, porque de alguna manera aquí se replicó de países donde ha sido exitoso como en Chile, por ejemplo».

«A partir del año pasado, con la crisis y la depreciación de la moneda (el peso), la inflación fue por encima de los salarios y eso claramente afectó el sistema», lamentó Frigerio. 

Y, en medio de la campaña electoral, aclaró: «Estamos hablando de una situación particular, de un hecho claramente excepcional, en donde el Estado se hace cargo de la diferencia entre el salario y la suba de la  UVA».

Agenhoy