Así lo manifestó el candidato a Presidente por Consenso Federal, Roberto Lavagna, en declaraciones periodísticas. Además analizó la situación económica y política del país, luego de reunirse con la Mesa de Acción Política que trazó los lineamientos a seguir por Consenso Federal para concretar un Programa de Emergencia Alimentaria.

“Hay que bajar estas banderas extremistas de ambos lados de la polarización, entendiendo que hay un mínimo de dialogo que mantener ocupándose de lo más importante al día de hoy, que es que el Gobierno Nacional, con el apoyo de todos, tiene que lanzar un Programa de Emergencia Alimentaria. La situación en el tercer cordón del GBA es grave. Los comedores están colapsados. Esto sucede en otras ciudades que rodean a los grandes centros urbanos. Vamos a insistir con un programa muy concreto con medidas urgentes a tomar. El hambre no está en la tapa de los medios de comunicación y hoy es el problema más grave”, expresó Lavagna.

Y agregó: “Espero que todos pongamos lo mejor de nosotros para que no ocurra desde el punto de vista institucional nada que no deba ocurrir. Lo cual no significa que nadie deba callarse las críticas que crea necesarias frente a un Gobierno que no ha sabido manejar la cuestión económica y que tiene en frente un deterioro social importante”.

Consultado por la cuestión económica y el rol que ha cumplido el FMI en estos últimos años, Lavagna explicó que “en los tres primeros años del gobierno salieron 60 mil millones de dólares, y 10 mil millones más este año. Eso supera los 54 mil millones de dólares que el Fondo prestó. Buena parte de la salida de capitales se ha sostenido con el crédito del Fondo Monetario Internacional, no cuesta mucho darse cuenta que el Fondo estuvo financiando un programa económico que induce a la salida de capitales. En ese sentido, tiene una corresponsabilidad que no borra la responsabilidad primera que es del país. Si le hemos dicho que si a algunas cosas del acuerdo con el Fondo, es responsabilidad del Gobierno”.

Finalmente destacó que desde Consenso Federal “hay que ofrecerle al país una alternativa distinta. Al Gobierno le plantearía que ya no hay lugar para hacer política electoral, porque cada gesto electoral va a ser respondido del otro lado con posiciones que lo único que va a hacer es agravar la situación”.

Melisa Delgado Niglia