El candidato presidencial por Consenso Federal, Roberto Lavagna, no descartó convocar a dirigentes de La Cámpora para un eventual Gobierno suyo, en caso de ganar las elecciones, al resaltar que «hay algunos de ellos que son muy razonables».

El dirigente opositor aclaró que no comparte «la visión de gobernabilidad» con el Frente de Todos, pero ratificó que su administración buscará la unidad de los distintos sectores.

Además, Lavagna consideró que «la fragilidad presente más la incertidumbre futura» son «razones básicas» por las cuales el Fondo Monetario Internacional (FMI) demora el envío de los 5.400 millones de dólares que había acordado prestarle a la Argentina.

El Gobierno acompañó algunas medidas propuestas por Consenso Federal, pero usted consideró que fueron mal implementadas ¿por qué?.

Tomando la Emergencia Alimentaria, es muy genérica. Nosotros habíamos hecho una propuesta que especificaba cuánto se debían aumentar las partidas para los comedores. Con esta ley quedó una transferencia de fondos, pero eso está siempre sujeto a la voluntad de quien administra esos fondos.

Algunas provincias se quejaron cuando se eliminó el IVA de productos de la canasta básica, ¿cómo se puede aplicar este tipo de medidas sin desfinanciar al Estado?.

El responsable de la macroeconomía en el país es el gobierno nacional, en consecuencia, frente a una situación de emergencia como esta, la responsabilidad es del gobierno nacional y corresponde que esto se absorba con fondos nacionales.

Usted llama a un gobierno de unidad nacional, ¿dirigentes de La Cámpora podrían ser parte de ese proyecto?.

Yo no me meto en la interna de cada partido, pero a lo mejor sí. Hay algunos que son muy razonables.

¿También debería haber unidad en el sector sindical?.

Sí. Si uno está buscando un gobierno de unión nacional, que las partes lleguen más o menos coaccionadas ayudan a llevar adelante el proceso.

  Ya aclaró que por el momento piensa en la candidatura presidencial y no en ser ministro de Economía de Alberto Fernández, ¿qué lo diferencia económicamente con el candidato del Frente de Todos?.

No es un problema de proyectos económicos. Lo que importa es la visión de conjunto en términos de gobernabilidad. No se trata solo de un problema de diferencias económicas.

¿Por qué cree que el FMI demora el desembolso de los 5.400 millones de pesos que había acordado entregar a la Argentina?.

Porque hay fragilidad presente más incertidumbre futura, son dos razones básicas para que el Fondo, cubriéndose hasta burocráticamente, opte por ver y esperar.

¿Qué plan tiene para pagar los intereses de la deuda y el vencimiento de las Leliq y otros bonos?.

Eso se deberá ver en el próximo Gobierno, pero siempre hay instrumentos para hacerlo. La mejor muestra de que los hay es que se pasó de un régimen ultraliberal (en los 90) a un sistema de control de cambios (en referencia a los últimos años del kirchnerismo).

AgenHoy Digital