“Noooo, olvídese”, respondió Roberto Lavagna en septiembre pasado a la consulta sobre una posible candidatura presidencial, cuando comenzaban a potenciarse voces que sostenían la idea. Hoy, el reconocido economista, ex ministro en tiempos turbulentos y habitante de la política dialoguista, se expresó en otros términos ante la renovada requisitoria de AgenHoy: Sin romper su tono mesurado, ni dar crédito, el preferido por Eduardo Duhalde admitió en diálogo telefónico que está siendo empujado desde distintos sectores.

 

Por Alejandro Delgado Morales

 

Lavagna mira con preocupación la coyuntura argentina y sostiene que “con (Mauricio) Macri todo es posible”, en referencia a la chance de que las “tormentas” mencionadas por el presidente y la suerte atada al Fondo Monetario Internacional (FMI) puedan decantar en los formatos más variados.

«El «noooo, olvídese» mutó. Lavagna está cerrando 2018 cargado de reuniones, consultas y deseos de que, de mínima, sea parte activa del esquema peronista que quiere ganarle al macrismo el año próximo.

La moderación siempre marcó uno de los rasgos salientes del perfil de quien piloteó el ministerio de Economía en los ásperos 2002-2003 con Duhalde a cargo de la jefatura de Estado y que luego, continuó la tarea entre 2003-2005 con Néstor Kirchner en la Casa Rosada.

Esa moderación, esa palabra precisa que es tanto conocida por los organismos internacionales, los mercados, como los habitantes de la política nacional es la que pretenden desde el peronismo que descree en Cristina Fernández de Kirchner como unificadora de criterios, captadora de voluntades diversas y chances, por ende, de derrotar al oficialismo. Y que no ve en otro actor pejotista cualidades superadoras.

El tiempo en Argentina parecería correr más rápido que en otras partes del mundo. Es como si hubiesen pasado décadas de la frustrada experiencia que tuvo Lavagna en su aspiración presidencial cuando fue candidato en las elecciones de octubre de 2007, a la postre ganadas por CFK-Julio Cobos con el 45,28 %, seguida por Elisa Carrió-Rubén Giustiniani 23,05. Lavagna, acompañado por Gerardo Morales (gobernador de Jujuy) cosechó el 16,91 % de los sufragios.

El paso del tiempo… Que permite transformarlo casi todo, aunque también rescatar líneas de pensamiento que no sufrieron alteraciones amén de los vaivenes de la política nacional, las crisis, los gobiernos que echan por tierra todo lo construido por el anterior, los usos y costumbres de la justicia.

Roberto Lavagna tiene 76 años, es un hombre de permanente consulta para diferentes estamentos y bien se puede presumir que en 2019 será parte del “partido” que se jugará con miras a las elecciones, pero en un rol que dependerá de múltiples factores.

NG