El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela resolvió congelar las cuentas del presidente interino de la república designado por el parlamento, Juan Guaidó, y le prohibió comprar bienes muebles e inmuebles, así como salir del país.

El TSJ adoptó esa decisión este martes por la noche, tras un pedido del fiscal general, Tarek Saab.

Ni Saab pidió ni el TSJ determinó que recayera una orden de arresto contra Guaidó, pese a que el fiscal lo responsabilizó de haber «liderado toda esta acción que va en impedimento de la Constitución venezolana», en referencia a su juramento como presidente encargado.

“Hay un ciudadano que lideró toda esta acción que va en impedimento de la Constitución venezolana, pedimos en carácter preliminar que se dicten medidas cautelares en contra de Juan Guaidó», afirmó Saab, citado por el diario caraqueño El Nacional.

Casi de inmediato y desde la entrada de la Asamblea Nacional, Guaidó dio una conferencia de prensa y aseguró que «no hay nada nuevo bajo el sol lamentablemente».

«No estoy desestimando una amenaza de cárcel y no quiero que se tome así de nuestra parte y muy responsablemente les digo que no hay nada nuevo bajo el sol lamentablemente, un régimen que no les da respuesta al venezolano, la única respuesta es persecución, represión», sentenció el presidente interino.

Melisa Delgado Niglia