Según el INDEC, en mayo de 2020, la utilización de la capacidad instalada en la industria exhibe un nivel de 46,4% superior al registrado en abril pasado (42,0%). Se recupera parte de la caída del período marzo-abril, aunque inferior al de mayo del año pasado (62,0%).

Señala el organismo que las principales incidencias positivas se observan en la metalmecánica, las industrias metálicas básicas y la refinación del petróleo. También en los productos minerales no metálicos y los productos del tabaco.


En mayo se registró un mayor uso de la capacidad instalada de los fabricantes de maquinaria agropecuaria. También de aparatos de uso doméstico. La industria automotriz, en cambio, alcanza un nivel de 31,7% superior al registrado en abril pasado (20,1%). Pero es inferior al de mayo del año pasado (49,9%).


Las industrias metálicas básicas exhiben un mayor uso de la capacidad instalada en mayo (39,0%) respecto de abril (25,1%). Esto se da a partir de la mayor producción de acero crudo, aunque el nivel es inferior al de mayo del año pasado (77,5%). Según datos difundidos por la Cámara Argentina del Acero, la elaboración de acero crudo se incrementó un 81% en mayo respecto del mes anterior. Se recupera parte de la caída del período marzo-abril. Pero se registró una disminución de 52% respecto del nivel de elaboración de acero crudo de mayo del año pasado.


En el caso del petróleo, el mayor uso de la capacidad instalada (57,0%) respecto de abril (46,2%) se debe al incremento del procesamiento de petróleo. En la comparación de mayo respecto del mes anterior, se registra un mayor nivel de producción de naftas, gasoil y asfaltos. Sin embargo, el uso de la capacidad productiva de las plantas refinadoras es inferior al registrado en mayo del año pasado (78,3%).


Los productos del tabaco observan en mayo un nivel de utilización de la capacidad instalada de 62,2%. Pero inferior al registrado en el mismo mes del año pasado (70,8%). En abril pasado el nivel de utilización fue nulo ya que todos los establecimientos estuvieron cerrados por el aislamiento social, preventivo y obligatorio.


En la industria automotriz se registra un nivel de utilización de 6,2%, mientras que en abril todas las terminales estuvieron sin actividad por el aislamiento. El regreso al normal funcionamiento de las plantas demorará algún tiempo. Esto es debido a la complejidad de la cadena de valor de la industria y a cómo evolucione la demanda tanto interna como externa. Cabe mencionar que en mayo del año pasado, el uso de la capacidad en las terminales automotrices se ubicó en 36,6%.


En mayo se observó una menor proporción de locales manufactureros sin actividad con relación a abril. Esto es según la encuesta cualitativa de la industria manufacturera en el contexto de COVID-19, realizada por el INDEC a más de 1.700 locales manufactureros. Casi el 40% operó con normalidad, mientras que más del 60% operó parcialmente o no tuvo actividad productiva.

Liliana Lopez