La incertidumbre post elecciones, el cepo al dólar aún más estricto y la devaluación que se concretó tras las PASO, que llevó a la moneda estadounidense desde $45 a $60, no ayudan demasiado al sector turístico local.

En época en la que los argentinos históricamente definen sus vacaciones hay más dudas que certezas y eso lo detectan los dueños de propiedades en los principales centros turísticos locales que parecen dispuestos a resignar rentabilidad para asegurar que su inmueble esté ocupado gran parte de la temporada. Algo similar a lo que está ocurriendo con el alquiler tradicional anual, en donde los propietarios ganan cada vez menos dinero.

No obstante, el sector turístico nacional tiene una esperanza: proyectan que la devaluación hará que muchos que hasta el año pasado veraneaban en Brasil, el Caribe o Miami esta vez lo hagan en Argentina.

En ese sentido, Judith Gomez Pereyra, coordinadora de Marketing del portal de alojamientos temporarios Alquiler Argentina, explicó que «muchos argentinos elegirán destinos nacionales para vacacionar este verano, en detrimento de los viajes la exterior. Aún cuando el cepo al dólar no afecta directamente al turismo, es incierta su variación y para una familia trabajadora, le conviene tomarse el descanso lo más cerca posible de su casa».

El aumento de los alquileres en comparación al año pasado oscila en un 45%, unos diez puntos porcentuales menos a la inflación proyectada para este año. Esta tendencia a la baja se concretará por tercer año consecutivo.

Según el relevamiento de Alquiler Argentina, el verano 2020, un alquiler temporario de un departamento para cuatro personas saldrá en promedio $3.800 por noche. Es decir que una familia que tiene pensado vacacionar una semana gastará aproximadamente $26.600 en alojamiento. En Mar de las Pampas se registra el precio más alto: $5.200.

Para los que tienen un presupuesto más acotado y tienen disponibilidad para viajar en diciembre, el valor es un 16% más bajo, lo mismo que en febrero.

«Los dueños de alojamientos temporarios nos comentan que están implementando distintas estrategias para concretar reservas. Estas acciones van desde la posibilidad de congelar la tarifa hasta determinada fecha, ofrecer más cuotas fijas o con el interés que asigne la tarjeta de crédito y hasta un descuento sobre el total si el pago es de contado», indica la ejecutiva.

Aseguran que el 80% elegirá trasladarse en auto, a pesar del último aumento de la nafta del 5% y la apertura de nuevas rutas aéreas nacionales.

Las estadías se mantienen en 7 noches promedio. Aunque las parejas y los grupos familiares -más de una familia que se junta para abaratar costos en las vacaciones- están empezando a elegir Argentina para sus vacaciones y no sólo para las escapadas durante el año.

NG