07/06/2017 | 16:18

Los británicos celebran mañana elecciones generales anticipadas


Los británicos celebran mañana elecciones generales anticipadas

Según las encuestas los dos principales candidatos, Theresa May y Jeremy Corbyn estarían casi empatados.

Los británicos celebran mañana las elecciones generales en un contexto marcado por los últimos ataques terroristas ocurridos en Manchester, al sur de Inglaterra y en la Ciudad de Londres.

En las elecciones Generales, los ciudadanos no elegirán al primer ministro, sino al partido que liderará el Gobierno británico y el líder del partido ganador será quien ocupará cargo.

El partido que gana las elecciones es el que más diputados conseguirá llevar a la Cámara de lo Comunes.

En caso de no haber “mayoría absoluta”, se verán obligados a conformar negociaciones y consensos para posibles coaliciones.

La primera ministra Theresa May, que lidera el Partido Conservador y Jeremy Corbyn del Partido Laborista, son los principales contendientes en estas elecciones, ambos candidatos están casi empatados, según una última encuesta realizada para la cadena británica ITV.

La encuesta da a los “conservadores” un apoyo del 41,5% y un 40,4% a los laboristas, seguidos por los liberaldemócratas con un 6% y el partido populista de derechas UKIP, con el 3%.

La primera ministra podría perder el control y dejaría al país en una situación de difícil gobernabilidad de cara a las negociaciones para el Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

La intención de May de fortalecer su posición ante las negociaciones con Bruselas por el Brexit con una sorpresiva convocatoria a elecciones anticipadas en abril pasado, se redujo considerablemente y perdió apoyo del electorado en las últimas semanas con los anuncios de recortes presupuestarios en los servicios sociales en especial, el llamado “impuesto a la demencia”..

May asumió como premier en julio de 2016 al reemplazar a David Cameron, quien renunció tras el referéndum del 23 de junio en que los británicos votaron por abandonar el bloque comunitario europeo.

Durante la campaña para el referéndum fue partidaria por la permanencia en la UE, pero al asumir como primera ministra se centró en la salida del mercado único y el control de la inmigración.

Las elecciones son vistas como un plebiscito en el que los británicos votarán por apoyar un Brexit duro como el que defiende la primera ministra o si prefieren una salida blanda de la UE, como según ha manifestado durante su campaña el líder laborista.

En ese sentido de cara a las futuras negociaciones del gobierno británico con la UE, Corbyn sostiene que si Londres y Bruselas no llegan a un acuerdo sobre el Brexit se producirá un desastre económico y alertó que un escenario sin un acuerdo como lo ha planteado la líder conservadora, pondría en riesgo los empleos y los estándares de vida de los británicos.

La premier May reiteró en varias oportunidades que “no llegar a ningún acuerdo con Bruselas es mejor que lograr un mal acuerdo”.

Corbyn aseguró que de ganar las elecciones establecerá nuevas prioridades de negociación con Bruselas para tratar de mantener el acceso al mercado único y la unión aduanera, incrementará el impuesto a las empresas, creará un impuesto sobre transacciones financieras y nacionalizará las empresas de agua, electricidad y ferrocarriles.

También garantizará los actuales derechos de los ciudadanos comunitarios que residen en el Reino Unido, una medida desaprobada por el gobierno de May.

Por su parte, la premier buscará en ese sentido, reducir la inmigración neta hacia el Reino Unido, que el año pasado se elevó a 273.000 personas, por debajo de las 100.000 personas anuales e incrementará los ingresos mínimos que deben acreditar los inmigrantes para pedir visados para familiares.

También endurecerá los requisitos para la entrega de visados a estudiantes y subirá las tasas a los extracomunitarios para utilizar la sanidad pública y doblará la tasa que deben pagar las empresas del Reino Unido para contratar a extranjeros que provengan de fuera de la UE.

Descartará a su vez un referéndum sobre la independencia de Escocia hasta que terminen las negociaciones con Bruselas de las que se estima se llevarán a cabo a fines de 2019.

Si bien, las negociaciones por el Brexit todavía no han comenzado, la perspectiva de la división del Reino Unido del resto de la UE enturbió el mundo de los negocios.

Empresarios, analistas y economistas y distintos organismos han publicado decenas de informes sobre como impactará el Brexit en la economía y como repecutirá una restricción a la circulación de personas.

La incertidumbre actual, antes de las conversaciones entre el Reino Unido y el resto de la UE, forma parte de un problema para muchas empresas cuando se trata de la planificación de las inversiones que se han visto reducidas desde la votación del año pasado.

La libra cayó drásticamente después de la votación Brexit el año pasado, y desde entonces ha estado operando alrededor de un 15% menos en comparación con el dólar y un 12% en comparación con el euro antes del referéndum.

Cabe recordar que apenas finalizado el referéndum, los británicos arrepentidos, pidieron una nueva oportunidad en un petitorio que juntó más de 4 millones de firmas que enviado al Parlamento y que éste, meses después desaprobó.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...