Compartir

Los gremios docentes bonaerenses resolvieron un paro de 48 horas a partir del miércoles de la semana que viene en toda la provincia, en el marco del conflicto salarial que mantienen con el Gobierno de María Eugenia Vidal y ante la falta de una nueva convocatoria.


La medida de fuerza fue definida este martes por las organizaciones que componen el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB).
De este modo, la semana próxima sólo habrá dos días clase, lunes y viernes, puesto que el martes es el Día del Maestro y las instituciones educativas estarán cerradas.
La huelga coincidirá, en su segundo día, con el paro y movilización convocado por CTERA, la confederación que aglutina a Suteba a nivel nacional, y que incluye una marcha al Congreso de la Nación.
A través de un comunicado, los docentes bonaerenses le pidieron al Gobierno que “declare de manera urgente la emergencia edilicia provincial” y que “garantice el derecho a la educación con escuelas seguras”.
Asimismo, el FUDB, que también integran FEB, Udocba, Sadop y AMET, exigió un “urgente aumento que implique la consolidación del salario”.
“Rechazamos el congelamiento salarial, la pérdida del poder adquisitivo, el deterioro de los salarios de los jubilados, las irregularidades en las liquidaciones salariales y no saber cómo y cuándo cobramos nuestro salario”, consignaron en el documento.
Los gremios también reclamaron por el “cese de las persecuciones a directivos y docentes, la nulidad de los sumarios ilegales e ilegítimos”.
“Si no se resuelven las demandas planteadas y se sigue agudizando el impacto de la política económica y el ajuste, deteriorando el salario docente y la Educación Pública, el FUDB define la profundización de las acciones con estatales y con el conjunto de los trabajadores”, advirtieron.
En la última reunión paritaria con el Gobierno, el pasado 23 de agosto, los docentes habían rechazado una oferta del 19% más una suma de 1,7% de material didáctico.

Compartir

Comentarios