En el marco de la crisis y cuando desde el Estado se reclama que se tienen que “generar las condiciones para que el sector privado cree empleo”, el titular de la UIA bonaerense, Martín Rappallini, clamó por una flexibilización de las leyes laborales: “Uno de los elementos que venimos reclamando estos años es el tema de la ley laboral. Tenemos una ley que se aprobó en 2009-2010  donde había multas a los despidos, eso generó todo lo que fue la industria del juicio», marcó el dirigente.

Tras aseverar que “hace diez años” que el sector “no genera empleo” y que “ese es el gran déficit” que posee la industria, Rappallini apuntó que, por la normativa laboral vigente, los juicios a las pymes “se multiplican por cinco y por seis. Un juicio de 100% que es 500 mil pesos, termina en dos o tres millones. Una locura”.

En esa línea, el CEO de Alberdi Desarrollos, advirtió: “Uno ha visto, caminando la provincia de Buenos Aires, que se ha generado una aversión al empleo, nadie quiere tomar. Muchos me dicen ‘yo podría tomar uno o dos, pero no quiero tomar’» por esta legislación.

 “Desde el Estado, vos tenés que estar permanentemente creando las condiciones para que el sector privado cree empleo. Si vos no creas las condiciones para que el sector privado cree empleo, generás pobreza», advirtió.

Semanas atrás, los industriales bonaerenses discutieron con el candidato a gobernador del Frente de Todos, Axel Kicillof, un plan para el sector ante un posible gobierno del ex ministro de Economía. «Coincidimos en que es necesario hacer política industrial regional. Tiene que haber un foco en el desarrollo industrial», dijo Rappallini. 

Agenhoy