Los préstamos en pesos al sector privado acumularon una disminución del 18% en términos reales a lo largo de 2018, lo que muestra otro síntoma de la crisis económica y financiera del país.

Los documentos, los bienes en locación financiera (leasing) y los prendarios presentaron las mayores caídas interanuales relativas (-41%, -32% y -27%, respectivamente), según reveló un informe del Banco Central.

En tanto, el crédito en moneda extranjera se ubicó 1,8% por encima del nivel observado en el cierre de 2017.

El saldo de crédito total (incluyendo moneda nacional y extranjera) a las empresas se redujo 3,2% en diciembre en términos reales (-0,7% nominal) con respecto a noviembre, principalmente por el desempeño de los préstamos a la industria y a la construcción.

En el año, el saldo de préstamos totales a las firmas acumuló una caída de 6,1% en términos reales.

«En el año 2018 la disminución real de las financiaciones a este segmento se observó en los bancos privados, y en menor medida, en los bancos públicos», dijo la autoridad monetaria en su Informe sobre Bancos.

Por su parte, en 2018 las entidades financieras no bancarias (EFNB) incrementaron el saldo de crédito a las empresas en términos reales.

En diciembre los préstamos a los hogares disminuyeron 2% en términos reales respecto al mes anterior (+0,5% nominal), con un caída de los saldos reales en todas las líneas crediticias.

En términos interanuales, el financiamiento bancario total a las familias acumuló una reducción de 6,9% real, explicado principalmente por los préstamos personales y las tarjetas.

El desempeño interanual de las financiaciones a las familias fue conducido por los bancos privados y por las entidades financieras no bancarias, en tanto que los bancos públicos aumentaron en términos reales las financiaciones a este segmento en el período, dijo el Central.

LF