Los salarios sufrieron otro impacto. Subieron un promedio de 2,2% en abril último, por debajo de la inflación de 3,4% de similar lapso, informó  el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

Resultado de imagen para Los salarios en abril volvieron a estar por debajo de la inflación

«El rebrote inflacionario de principios de 2019 implicó la continuidad de la caída del salario real. En el primer cuatrimestre 2019 el salario real cayó un 2,7%, ya que mientras la inflación a nivel Nacional alcanzó el 15,6%, en el acumulado de los primeros cuatro meses de 2019 los salarios aumentaron solo 12,5%, arrojando una nueva caída del poder adquisitivo», comparó un informe del Iaraf a cargo de Nadin Argañaraz y Bruno Panighel.

El Iaraf recordó que a finales de mayo comenzaron a cerrarse las nuevas paritarias 2019, muchas de estas con subas retroactivas o sumas no remunerativas para recomponer el salario por la pérdida de 2018.

Un posible sendero de desaceleración inflacionaria (cerrando 2019 en torno al 40%-42%) permitiría, al menos, frenar la perdida de salario real para el año 2019. Algunos de los acuerdos firmados se posicionarían por encima de la inflación este año, ganando entre 1% y 3% de poder adquisitivo.

«La posibilidad de que el salario real deje de caer o empiece a subir es claramente positivo para el consumo y para recuperar la actividad económica. Pero debe tenerse en cuenta que una suba real del salario, vista desde el lado de los costos, puede tornarse en una situación realmente peligrosa para cierto tamaño de empresas. Un aumento real de costos y por ende una mayor caída de rentabilidad, puede poner en riesgo muchos puestos de trabajo», completó el Iaraf.

NG