Compartir

Los trabajadores del Astillero Río Santiago advirtieron hoy que la fábrica está “paralizada” y señalaron la “incertidumbre” y el “temor” ante eventuales despidos en la compañía que administra el Gobierno bonaerense, por lo que solicitaron que se destraben los fondos comprometidos para terminar embarcaciones que ya fueron vendidas al exterior.


Los operarios de uno de los astilleros más grandes de América del Sur señalaron que están preocupados por el futuro y responsabilizaron a las autoridades por “la falta de financiamiento”.
En ese sentido, dijeron que están evaluando realizar “una movilización histórica por La Plata si no hay una solución en un corto plazo” porque al no haber actividades sienten que sus empleos “se están ahogando”.
Así lo informaron a través de un comunicado desde la Comisión Administrativa de ATE Seccional Ensenada, gremio que representa a los trabajadores.
Los trabajadores manifestaron su preocupación ante la falta de liberación de los fondos por parte del gobierno de la provincia de Buenos Aires para que se culminen construcciones de embarcaciones que actualmente se encuentran en la empresa.
Desde hace dos años ATE Seccional Ensenada está reclamando “que se destraben las cartas de crédito y lograr el financiamiento necesario por inversión en tecnología y seguridad y para realizar trabajos para la Defensa y Marina Mercante”, se indicó.
“En Astillero no sobran trabajadores, lo que falta es trabajo y decisión política. Las cartas de crédito siguen trabadas y no hay financiamiento ni contratos nuevos. Esto genera incertidumbre” dijo Francisco Banegas, Secretario General de ATE Ensenada.
El representante gremial agregó que “los compañeros del sector donde se inicia la construcción de buques se están quedando sin tarea y los mandan a otros lugares”.
“Hoy, los fondos que exigimos y que fueron prometidos por la administración provincial (de María Eugenia Vidal) servirían para entregar a Venezuela el buque Eva Perón, el alistamiento del buque Juana Azurduy (también para Venezuela), culminar con los trabajos de las Lanchas de Instrucción para cadetes de la Armada Argentina, hacer lo mismo con la embarcación ARA King y la remodelación de la popa y planta de propulsión del remolcador Rua Soledad”, informaron desde el gremio.
Banegas consideró que el ministro de Producción bonaerense, Javier Tizado, “no tiene apoyo político, porque de otra manera, las cartas de crédito se habrían destrabado” y añadió: “Evidentemente al ministro no lo están escuchando y le planteamos que nos estamos muriendo lentamente”.

Compartir

Comentarios