Los trabajadores de seguridad cerraron un aumento paritario del 41%, colocándose como uno de los gremios que mejor acuerdo cerró. El gremio de vigiladores ya había logrado una recomposición del 4,5% como consecuencia del ajuste inflacionario del año pasado.

 

 

También hay que señalar que sobre el sueldo básico más la recomposición se aplicó el incremento correspondiente a la cuota del primer acuerdo paritario, lo que implicaba el aumento del 20,2% acumulado a la fecha y el 5% restante del mes de enero, al que se le adiciona un 15,8% sobre el salario del mes de enero. Con estos resultados, se logró un porcentaje para los vigiladores del 41%. El acuerdo paritario abarca desde 1º de julio de este año hasta el 30 de junio de 2019 y que contemplaba una cláusula de revisión.

La reapertura paritaria llegó luego que el Delegado Normalizador de la Unión Personal de Seguridad República Argentina (UPSRA), Patricio Lombilla, exigiera en octubre pasado renegociar la recomposición salarial de los trabajadores del gremio.
«Para nuestro equipo, ´sin ser vigiladores´ es un orgullo haber conseguido para los trabajadores del sector el mejor incremento de la historia de este gremio. Los trabajadores de seguridad venían reclamando este incremento y desde la normalización del gremio hemos asumido ese compromiso», aseguró Lombilla.

 

El Delegado Normalizador semanas atrás se había reunido con los representantes de diferentes agrupaciones gremiales que manifestaban esa necesidad y la recomposición salarial lograda, es una buena respuesta para los trabajadores.
«Desde el equipo, se vine trabajando no sólo en colaborar con la Junta Electoral para que las elecciones se desarrollen el próximo 14 de enero de forma trasparente y participativa, sino que además estamos velando por el salario, nuevos beneficios y mejoras en todas las instalaciones del gremio, nuestro objetivo es dejar el sindicato en manos de los trabajadores y que el mismo quede en perfectas condiciones», destacaron.

Carolina Bisgarra