El politólogo y ex presidente del Banco Provincia indicó que las señales del candidato del Frente de Todos,   “no  solo responden una estrategia electoral sino también a  como encausar una  situación difícil en los primeros meses  de su gestión”.

Gustavo Marangoni, habló de los dichos de Alberto Fernández en la Fundación Mediterránea quien   indicó que en un eventual gobierno suyo podría adoptar, para la deuda argentina, una salida como la de Uruguay, que en 2003 realizó una reestructuración “amistosa”, consistente en un alargamiento de plazos, sin quita de capital ni intereses.

“El candidato del frente de Todos continuó con señales al centro  electoral , a lo que se denominó en algún momento  Círculo  Rojo y a los mercados  internacionales, mientras el oficialismo sigue con la campaña de agitar temores  respecto a políticas radicalizadas”, dijo.

En ese sentido, el ex funcionario bonaerense  expresó que “cuando se busca la amigable estrategia que tiene Uruguay para reperfilar su deuda , señalando que lo que se busca es  plazos, pero no descuento y de esta manera contribuir a la calma  de los mercados, de hecho que  casi beneficia indirectamente al gobierno , porque ayuda a quietar  los agitados ánimos que la economía  tiene por estas semanas”.

En alusión a la tardanza del últimos desembolso de 5400 millones de dólares, del FMI,  Marangoni no se mostró sorprendido. “El FMI luego de las PASO y de la devaluación del mes de agosto  quiere ser muy prudente y muy cauto con los recursos que quedan por desembolsar , viendo que hay un riesgo, de que a  pesar  del establecimiento de estos controles cambiarios,  de este cepo light, esos dólares se terminen atesorando en las cuentas de particulares  y por lo tanto desligándose del objetico  y del propósito del acuerdo firmado, que era garantizar  el pago de la deuda.

En la última semana se oficializó a la búlgara Kristalina Georgieva como la nueva directora gerente del FMI.

“Debuta su gestión con su principal cliente en crisis”, dijo el ex Presidente del Banco Provincia. Y agregó: “El Fondo tiene un 60 % de  sus recursos prestados  en el mundo a nuestro país  y esto la obliga necesariamente, a dialogar con  las principales autoridades Argentina, simplemente para ganar  tiempo”.

Escacha la nota completa:

NG