Compartir

En una entrevista a Cadena 3 de Córdoba, el presidente admitió además que la inflación de este año rondará el 30%.

El presidente Mauricio Macri reconoció que uno de los factores que causó el aumento de la inflación, fue el incremento de las tarifas de los servicios públicos y confirmó además el traspaso de las distribuidoras de energía eléctrica Edenor y Edesur a las administraciones de la provincia y de la Ciudad de Buenos Aires, a cargo de Cambiemos.
En el programa Juntos que conduce Mario Pereyra, Macri, habló de los temas más importantes de la agenda social, política y económica del país.
El jefe de Estado dijo que su gobierno subestimó que el aumento de las tarifas tiene un impacto muy grande en el índice de inflación.
“Tuvimos que aumentar 1.000%. Creo que ahora estamos mucho más cerca y tenemos mucho más claro cuáles son los problemas con el gasto público”, dijo en un discurso, en Córdoba.
El gas y la electricidad, por otra parte, se ajustan por el Indice de Precios Mayoristas (IPIM), un indicador que se acelera cuando hay un salto en el tipo de cambio, dado que incluye las variaciones de los insumos importados. Este indicador acumula, entre enero y junio, una suba del 30,2%. Si bien, las distribuidoras ya se comprometieron a absorber algunos puntos de esa suba.
Mientras que la suba del transporte, acumula -desde que se inició la gestión macrista- 216% de aumento.
Respecto al traspaso de las distribuidoras de energía, Macri argumentó que “hay un reclamo lógico de las provincias sobre los subsidios que recibe la provincia y la Ciudad de Buenos Aires porque es cierto por política del gobierno kirchnerista había un gran desfasaje y es por eso que las tarifas han subido más en Buenos Aires que en el interior para que se reconozca el verdadero valor de la energía”.
“Le estamos traspasando Edenor y Edesur a la provincia de Buenos Aires porque es más justo, porque es la manera de ir equilibrando el gasto estatal para que el Estado no se vuelva una mochila”, afirmó.
Además recordó que la Argentina pasó de ser un país que exportaba energía a importarla, “lo que nos llevó a una situación catastrófica que si no nos lleva a Venezuela”, dijo en la primera de sus menciones al país caribeño.
En cuanto al pacto Fiscal, dijo que tienen tres años para equilibrar las cuentas y los venimos haciendo.
“Estamos yendo a ese camino, de un país donde haya ecuanimidad”, agregó.
Consultado sobre los incrementos tarifarios que restan, expresó: “Hoy estamos al 70% del valor de la energía, arrancamos en poco del 10%
El mandatario, también se refirió a la marcha del Dólar y afirmó que la divisa “está tranquila”
“El Banco Central ha tranquilizado el mercado cambiario y sabe que tenemos que ir bajando la tasa de interés porque afecta al consumo”.
“Esta tormenta no es igual que las anteriores porque sabemos dónde vamos, reaccionamos rápido, tenemos el apoyo del mundo y tenemos cuestiones que nos permiten pensar en crecer: record de turismo, record de siembra de trigo, las inversiones en Vaca Muerta o en el litio”, precisó.
Según el jefe de Estado, quiso bajar la inflación rápido y bajar el gasto público lentamente para que se tomara conciencia, pero subestimó el impacto del aumento de las tarifas”.
“Es complicado bajar la inflación y subir en algunos casos 1.000% las tarifas”, sostuvo.
El Presidente estimó que para este año la inflación será de alrededor del 30% . “Este mes baja y seguirá a la baja y en dos o tres año tendremos inflación de un dígito”, vaticinó.
En ese sentido, Macri recomendó a los consumidores recorrer y comparar ofertas. “La gente tiene que caminar porque en este momento de devaluación hay diferencias de 30% en los precios”, concluyó.

Compartir

Comentarios