El amor en la política lo puede todo. Será por eso que la intendenta electa de Quilmes por el Frente de Todos, Mayra Mendoza, decidió inmortalizar el rostro de Néstor Kirchner en su brazo y lo mostró a través de las redes sociales, donde además, escribió parte del discurso que el ex mandatario pronunció en el plenario de la militancia en 2004.

Mendoza es la única mujer de la mesa de conducción de la agrupación kirchnerista La Cámpora, venció al jefe comunal Martiniano Molina en las generales de octubre, y se erige como la primera mujer que gobierne en la historia del distrito.

«Siempre Kirchner», dice el encabezado del posteo de la jefa comunal electa, quien asumirá su mandato el próximo 10 de diciembre. Con un vasto recorrido militante, la actual diputada que contó con el pleno apoyo de los Fernández y de los Kirchner, arrancó la transición en el municipio donde la eligieron por casi el 50%. Junto al intendente saliente, prometió «darle continuidad a las políticas que fueron buenas para Quilmes con madurez y responsabilidad».

“Las cosas las tenemos que llamar por su nombre, todos tenemos que estar atentos, porque los argentinos seremos afectados directos de las decisiones incorrectas y no vamos a tener ningún tipo de actitud que sea intemperante o imperativa. Nos va a guiar el buen sentido y la responsabilidad argentina que tuvimos siempre porque la dignidad se practica con las acciones de todos los días, la dignidad se practica en los hechos y no en la consigna, la dignidad se practica tomando acciones todos los días que lleven a defender las posibilidades de un país distinto, la dignidad se practica no mintiéndole a la gente, la dignidad se practica trabajando, la dignidad se practica haciendo, la dignidad se practica no robando, la dignidad se practica haciendo trabajo, la dignidad se practica generando inclusión social, la dignidad se practica abriendo los brazos y las puertas para un país distinto”, fueron las palabras que decidió publicar junto a la imagen de su tatuaje.

Agenhoy