La intendenta de Quilmes, encabezó un operativo de limpieza y recuperación de espacios públicos en el barrio La Paz.

En simultáneo, se realizaron otros trabajos en diversas zonas del distrito, y la jefa comunal puso énfasis en la crisis que existe en el sistema de recolección de residuos heredado de la gestión de Martiniano Molina.

Mendoza expresó que “dejaron un sistema de recolección de residuos destruido pero nosotros lo vamos a recuperar. No ponemos excusas, estamos acá llevando adelante una jornada de limpieza porque entendemos que los vecinos y vecinas no pueden esperar”.

«Esta es la cuarta vez en nuestro mes de gestión que limpiamos este basural. Esto es lo que estamos haciendo a lo largo del distrito, en distintos puntos, donde no se veía pero había microbasurales y basurales que tenían cientos de miles de kilos de basura acumulada. Esto genera focos infecciosos y riesgos sanitarios para nuestra población», manifestó Mendoza mientras supervisaba las tareas llevadas adelante por los empleados de la Secretaría de Servicios Públicos.

La Intendenta señaló que se está trabajando en recuperar el parque automotor devastado que dejó la gestión de Cambiemos en Quilmes.

“Ya se declaró la Emergencia Ambiental en el Concejo Deliberante por unanimidad, lo que nos da herramientas para empezar a solucionar esta situación”, explicó Mendoza, y adelantó que “estamos analizando alquilar camiones para que se incorporen a la flota existente. Esperamos que en los próximos días podamos tener novedades”.

“Para que tomemos dimensión del problema, en Quilmes se generan 650 mil kilos de basura por día. Tenemos 70 zonas de recolección de residuos. Cada camión recorre 800 cuadras y lleva por día 50 mil kilos de basura hasta la estación de transferencia de CEAMSE”, explicó la Intendenta, y dijo que “si la totalidad de la flota estuviera en buen estado cada camión debería recorrer 340 cuadras. Nos dejaron en una situación de emergencia”.

Agenhoy