Se acercan las fechas de las definiciones en el año electoral y dirigentes de la política comienzan a pronunciarse y a meter presión en los armados. Tal fue el caso de la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, quien desde sus vacaciones en Cariló adelantó que quiere volver a secundar a Mauricio Macri en la boleta presidencial.


Michetti aseguró que le gustaría «seguir acompañando» a Macri como eventual compañera de fórmula para las elecciones presidenciales de este año y se mostró confiada en que Cambiemos vuelva a ganar en los comicios de octubre.

«Presidir el Senado es un trabajo que nos toca a los vicepresidentes medio de rebote, me encanta lo que hago ahora pero no me interesa volver a ser legisladora. Ni loca. Eso sí, en el Senado hice muchas cosas, arreglamos el edificio. Y eché a 3.500 tipos de los 7.000 que había, ¿a vos te parece, cien personas para cada senador? Era una barbaridad, por algo nadie se quejó», dijo Michetti.

Frente al mar, Gabriela Michetti admitió, además de su satisfacción por despedir trabajadores en vez de generar trabajo digno, que no le gusta trabajar en el Senado que como «ni loca» volvería a ser legisladora le encantaría volver a acompañar a Macri en la fórmula presidencial. «La verdad es que me gustaría seguir acompañando a Mauricio», confesó.

Dentro de los grandes logros de su vicepresidencia Michetti enumeró: un proyecto para fomentar el trabajo de los artesanos del norte, «que hacen cosas maravillosas», el arreglo del edificio y por supuesto, los despidos.

En cuanto a la gestión de Cambiemos a nivel nacional siguió la tónica del «pasaron cosas» del presidente Mauricio Macri: «Hicimos seis semestres buenos y después nos pasó lo de la economía. Pero creo que la gente que está a favor del laburo, del esfuerzo y del mérito nos apoya todavía».

La vicepresidenta por el momento cree que Cambiemos está en condiciones de conseguir la reelección. «Tenemos posibilidades. Creamos la expectativa de hacer mucho y mejor, y en eso estamos», concluyó.

Carolina Bisgarra