Alertan que miles de familias con créditos UVA entrarán en morosidad, por lo que demandan voluntad política de parte de los responsables del Gobierno. Se reunieron con economistas del PJ bonaerense y también con referentes del Frente Renovador, Randazzo y del GEN en busca de apoyo político a sus reclamos.


La premisa que surgió de las reuniones fue una: “queremos poder pagar nuestras casas”. Eso es lo que repiten los beneficiarios de UVA , quienes sufrieron un incremento de un 50% en las cuotas, producto de la inflación anualizada y la devaluación de moneda.

Así, en una reunión entre representantes de los autoconvocados de créditos hipotecarios UVA en la banca pública (principalmente) y los economistas del PJ Bonaerense, surgió la necesidad de buscar una solución a los aumentos por la inflación que sufrieron las cuotas.

El equipo de economistas, integrados por la ex ministra de Economía, Silvina Batakis, Mercedes La Gioiosa y Martín Pollera, se llevaron los casos testigos de UVA para buscar una alternativa que respalde a los beneficiarios del crédito.

En ese orden, también mantuvieron otro encuentro con José Arteaga, referente del Frente Renovador en La Plata, y equipos técnicos de Florencio Randazzo y Margarita Stolbizer para avanzar en la búsqueda de soluciones que den viabilidad a los créditos hipotecarios UVA.

Mariel que pertenece al colectivo de auto convocados “Hipotecados UVA La Plata” precisó que en 2017 “cuando saqué mi crédito, la UVA estaba 19 pesos por unidad y ahora está 31,45 pesos”.

Para ser precisa, denunció que la suba de cuotas está atada a la inflación, por lo que sufrieron un aumento mensual del 4,04 por ciento mensual y un acumulado anual del 50%. Esto generó “una angustia que ya no se soporta”, porque ni en el peor de los escenarios las propagandas de los bancos pronosticaron esta realidad tan desfavorable.

Hay gente que saco crédito a treinta años, pero ahora “estamos pagando casi todo interés y el capital aumenta y aumenta. El gobierno salió a dar una respuesta diciendo que iba a dar un tope, pero los bancos no dicen nada”, dijo con profunda preocupación Mariel.

Por este asunto, el pasado jueves 13 de diciembre en la última sesión del Senado, se intentó dar tratamiento a un proyecto presentado por el senador de Unidad Ciudadana Federico Susbielles que propone la protección a los deudores UVA, pero un llamado del presidente del Banco Provincia, Juan Curutchet, hizo que Cambiemos retirara el apoyo y postergara el tema.

El oficialismo se comprometió a dar tratamiento al proyecto en la primera sesión de marzo de 2019. “Ahora tenemos que esperar mientras tanto nuestro capital sigue aumentando y a nadie le importa. Nuestra situación es bastante preocupante”, se quejó la vocera.

La mayoría de las personas que sacaron los créditos son empleados estatales que no tuvieron paritarias este año y han cobrado algunos aumentos que no alcanzan ni a la mitad de la inflación que ronda el 45 por ciento anual. “Estaba pagando 10 mil pesos la tasa mensual UVA y ahora estoy pagando 15.300 pesos, es un perjuicio tremendo porque las paritarias no acompañan a la inflación”, indicó Mariel.

Otro dato preocupante es que las entidades bancarias hacen los descuentos automáticos de los haberes, porque muchos de los que accedieron a los préstamos son empleados estatales. De los 135 mil beneficiaros de créditos hipotecarios UVA en el país, unos 28 mil corresponden al Bapro, seguido por el Banco Nación y la banca privada.

Ante esta difícil situación, las familias están evaluando la posibilidad de presentar alguna medida de amparo con la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires y de Nación porque en los grupos existen personas que ha perdido sus trabajos y que ya no tienen ingresos para enfrentar el aumento de las tasas.

Carolina Bisgarra