La noticia fue comunicada por el Club Atlético Ituzaingó y retumbó en gran parte del país. El entrenador que logró ascender a primera con Chacarita (1999), Instituto (2004) y Atlético Tucumán (2009) perdió la vida producto de un cáncer. Tenía 59 años.

Pese a no haber tenido una destacada carrera como futbolista, dirigió 13 clubes, con campañas memorables en el ascenso. Además, estuvo a cargo de equipo importantes de Primera División, como Huracán, Rosario Central y Quilmes.

También tuvo un recordado paso por Atlético Tucumán, donde fue el técnico de la campaña que en 2009 terminó con el primer ascenso del Decano a la Primera División, después de coronarse campeón de la B Nacional. Y en Chacarita, al que ascendió en 1999.

Asimismo, llevó a Italiano a Primera en 1986 y a Ituzaingó a la B Nacional en la temporada 1991/92. En el exterior se hizo cargo de Liga de Quito en 2002. Mientras que su último club había sido Crucero del Norte, donde estuvo entre 2016 y 2018.

Los restos de Héctor Rivoira son velados en la cochería Reviello, ubicada en Avenida Rivadavia 21986, Ituzaingó, provincia de Buenos Aires.

LF