La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) prohibió una serie de productos alimenticios porque no cumplen con la normativa vigente. Se trata de un queso mozzarella (marca: Lácteos Realicó), un aceite de oliva extravirgen (marca: Melo White Oil), un té japonés («Matcha de Kyoto», marca: Inside Tea Connection) y unas papas fritas (marca: Papalinas).

El organismo explicó que los productos no tenían autorizaciones de establecimiento y de producto y estaban falsamente rotulados.

Melisa Delgado Niglia