El presidente Alberto Fernández reafirmó que se necesita «saber qué pasó» con Facundo Astudillo Castro, el joven que fue visto por última vez el 30 de abril cuando salió de la localidad bonaerense de Pedro Luro, y sostuvo que «en un estado de derecho, la violencia institucional es inadmisible» y «no hay ningún espacio para la tolerancia».

«Necesitamos saber qué pasó con Facundo. Quiero que lo encontremos y, si alguien fue responsable de un acto ilícito, tiene que cargar con las consecuencias», sostuvo Alberto Fernández.

En ese marco, el Presidente aseguró que, «en un estado de derecho, la violencia institucional es inadmisible» y «no hay ningún espacio para la tolerancia».

El mandatario agregó que está «en contacto con la madre (del joven, Cristina Castro), con (la ministra de Seguridad) Sabina (Frederic), y atento al funcionamiento de la justicia, porque la madre me advirtió algunas cosas que me preocupaban».

Rodrigo Gauna