Así lo advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS) y aseveró que la razón se debe a que a pesar de que en muchos países se consiguió controlar su propagación, en otros está resurgiendo y la tendencia mundial es una aceleración de las infecciones.

«El virus tiene todavía mucho espacio para moverse, todos queremos que esto termine, todos queremos volver a la normalidad, pero la realidad es que esto ni siquiera está cerca de terminar», dijo el director general de la OMS, Tedros Adhamon Ghebreyesus, en una conferencia de prensa, según difundió la agencia de noticias EFE.

Esta reflexión coincide con el día en el que oficialmente se superaron los diez millones de casos confirmados de coronavirus en el mundo, de acuerdo con la base de datos que gestiona la organización y que se alimenta de las informaciones que recibe a diario de las autoridades sanitarias nacionales.

En los últimos cinco días se acumuló un millón de nuevos casos, lo que muestra que la curva de infecciones sigue ascendiendo, con los focos más graves localizados en la India, Estados Unidos y Brasil.

LF