En el marco del Día del Médico, en #TodoConVos, por la 97.7 entrevistaron a Mauricio Eskinazi, presidente del Colegio Médico de Morón para conocer la situación del sector y el decálogo que elaboraron los médicos agrupados CONFEMECO, Federación de Entidades Médicas Colegiadas y el Colegio Médico de la provincia de Buenos Aires.

Luego de la “degradación” que sintieron al haber pasado de un Ministerio a una Secretaría, y ante la falta de soluciones a los problemas que hoy aquejan a toda la comunidad médica del país, médicos organizados en diversas agrupaciones, decidieron elaborar un decálogo de necesidades y urgencias que el próximo gobierno deberá atender.

«Reducir el Ministerio a Secretaría es disminuir la calidad de la salud, y la salud tiene que ser una de las prioridades en nuestro país y no estamos en las mejores condiciones sanitarias como para prescindir de la jerarquía de un Ministerio», explicó Eskinazi el también titular de CONFEMECO.

En respuesta a la herencia en salud que deja la gobernadora María Eugenia Vidal afirmó «en materia de salud no aprobaron» y detalló que los hospitales están deteriorados, faltan recursos humanos, el ministro no estuvo en los nosocomios, no se nombran a los médicos que están como becarios.

El especialista también se refirió al conflicto con los residentes y dijo que «son médicos de grado que se están formando y no se los puede utilizar de mano de obra barata».

DECÁLOGO sobre los problemas que hoy tiene la comunidad médica y que «precisa una pronta solución de parte de las autoridades que asuman», según afirman en un comunicado.

1.       La violencia contra los médicos está en crecimiento constante y no parece cesar. No se ha elaborado ninguna estadística a nivel provincial o nacional que permita registrar las situaciones de violencia que nuestros profesionales sufren a diario en sus lugares de trabajo. Solicitamos comience a trabajarse en un plan de registro que permita tener datos sobre este flagelo a nivel gubernamental.

2.       También es preciso se resuelva un cambio en la legislación vigente que endurezca las penas contra aquellos agresores que atenten contra la integridad física y psíquica de los profesionales de la salud. El avasallamiento hacia nuestro trabajo no puede continuar.

3.       En línea con la violencia contra los médicos, también exigimos se elabore a nivel nacional un protocolo de seguridad que permita a los médicos efectuar denuncias concretas, con una consiguiente asistencia y protección por parte del Estado además de ofrecer las herramientas adecuadas a nivel psicológico para que muchos de nuestros médicos puedan volver a sus lugares de trabajo.

4.  La falta de recursos en los hospitales públicos es un flagelo que lleva años y para el que aún no se han tomado medidas concretas. Exigimos que se trabaje en un presupuesto que cubra las necesidades básicas de cada institución médica a fin de prestar el servicio de calidad que la sociedad merece.

5.  El cambio de grado de Ministerio a Secretaría nos ha degradado al habernos reducido a una estructura más pequeña y con menor presupuesto. Solicitamos se tome a consideración volver al rango de ministerio en un área tan sensible como es la Salud.

6.       Solicitamos también endurecer las penas para aquellos profesionales que fragüen identidades de colegas o bien hagan usurpación de título médico, para el ejercicio ilegal de la medicina. Es inconcebible que haya penas tan bajas para quienes realicen este tipo de atrocidades que atentan contra nosotros pero, principalmente, contra la sociedad que es víctima directa de estos delitos.

7.       Dignificación de la Medicina.  Demandamos salarios y honorarios (hoy pauperizados) acordes a nuestra profesión: la medicina no puede quedarse fuera de paritarias sanas y acordes, mucho menos quedarse detrás de la inflación que aqueja a nuestro país, sistemáticamente.

8.       Estamos en contra de la teleconsulta como recurso para abaratar los costos en salud bajo la excusa de mejorar la accesibilidad al sistema cuando son las empresas de medicina prepaga las que la estimulan y las autoridades de la salud publica las apañan.

9.       Reivindicamos la sindicalización de los profesionales médicos para que se puedan discutir salarios, honorarios y toda forma de retribución por nuestro trabajo como lo hace cualquier trabajador.

10.   Facilitación del acceso a la educación médica permanente.

COMPARTIMOS LA ENTREVISTA COMPLETA.

Agenhoy