El Gobierno nacional anunció el nuevo mecanismo que establece una convergencia a lo largo de los próximos 12 meses de las cuotas. Permitirá evitar «un salto del 26% en el valor previsto a partir de febrero.

El nuevo plan de compensación prevé que, en ningún caso, la cuota supere el 35 por ciento de los ingresos familiares y fue acordado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación Argentina.

«A fin de evitar un aumento tan pronunciado, se implementará un esquema de bonificación que distribuirá en un lapso de 12 meses el alza que debía imputarse a partir del mes de febrero», explicó el BCRA.

El objetivo del esquema, según argumentó el BCRA, es «amortiguar el incremento» que deberían afrontar el próximo mes los deudores hipotecarios UVA.

Rodrigo Gauna