La Sala III de la Cámara Federal de Casación ordenó la inmediata detención de Luis D’Elía por la toma de la comisaría de la Boca en junio de 2004 y de esta forma el dirigente volverá a prisión.

El máximo tribunal penal había confirmado la condena sobre D’Elía pero le redujo la pena a tres años y nueve meses. Ahora esta Sala rechazó un nuevo reclamo de los abogados del dirigente y ordenó al Tribunal Oral Federal 6 que haga cumplir la condena. Esta pena incluye la inhabilitación para ejercer cargos públicos durante ocho años.

De acuerdo a la acusación, el 26 de junio de 2004 el dirigente encabezó junto a un grupo de al menos 40 personas la toma la comisaría 24 en La Boca desde las 0.20 hasta las 8, en reclamo por la detención de quien luego fuera condenado por el asesinato del dirigente barrial Martín «Oso» Cisneros.

Al confirmar la condena, la Justicia entendía que D’Elia incitó los ataques y lo hizo cuando ocupaba el cargo de diputado provincial. Se lo encontró culpable por los delitos de atentado a la autoridad agravado, lesiones leves, instigación a cometer delitos, privación ilegal de la libertad y usurpación.

«Salgan todos de la comisaría, está tomada», les había advertido D’Elia, quien –según testigos- hasta amenazó con incendiar el lugar si no ubicaban al responsable: Juan Carlos «Colchones» Duarte, quien después fuera condenado a 15 años de prisión por el homicidio.

LF