El Jefe de servicio de traumatología del Hospital El Cruce, valoró el trabajo mancomunado entre el Hospital y la Universidad Nacional Arturo Jauretche, para poder operar de la columna a un paciente con un biomodelo impreso en 3D.

«En el Cruce habíamos hecho ya unas cirujías anteriores pero con modelos más chicos», dijo Romano. En este caso, «el paciente tenía una enfermedad muy severa de la columna, y en conjunto con la UNAJ y de una forma muy rápida logramos solucionarlo«. «Era una cirugía muy compleja, haber tenido el modelo de la columna al lado facilitó el proceso».

«Los cirujanos conocemos más la anatomía de una persona en situaciones normales, pero para este tipo de deformidad o alguna recepción de tumores en particular, es muy importante conocer por dónde hay que operar», señaló.

En este sentido el Dr. aseguró: «Este tipo de tecnología es muy importante, no es imprescindible, porque hasta hace algunos años se podía realizar. Pero son adelantos de la ciencia que permiten mejorar los procedimientos quirúrgicos y hasta disminuye el tiempo de las cirujías«.

El Dr. también explicó los pasos que se siguieron para poder imprimir el biomodelo en 3D: «para poder reconstruir la columna se necesitan datos del paciente, eso se hace con una tomografía computada, y después con programas se fue reconstruyendo prácticamente una anatomía perfecta. Esa anatomía que uno puede ver en una imagen hay que transformarla en 3D y luego hacer el prototipo para poder imprimirla».

Escucha la nota completa ingresando al link:

LF