El Hospital Interzonal General de Agudos San Martín de La Plata sufrió un nuevo corte de luz que no pudo ser asistido siquiera por los generadores de energía, que dejaron de funcionar. Como pasó en reiteradas ocasiones durante el año pasado, las fallas eléctricas hicieron que los médicos tuvieran que asistir de manera manual a los pacientes de Unidad Coronaria y terapia intensiva.


Fue a partir de las 21.30 del miércoles que la luz del establecimiento ubicado en 1 y 69 falló y los trabajadores debieron socorrer a los pacientes en riesgo de vida. Las medidas tomadas apenas podían ser informadas por trabajadores a través de redes sociales, donde actualizaban datos sobre la situación.
“Cuidadores hospitalarios, enfermeros y enfermeras, médicos y médicas de la Guardia, asistiendo a las áreas críticas del hospital a través de soporte manual y ambuceando a las y los pacientes internados.

Hace un año, se dio una situación similar, sin embargo, siguen sin escucharnos, o si lo hacen, siguen sosteniendo que la salud pública no es una prioridad ¿Hasta cuándo?”, fueron las palabras que expresó a través de redes la delegada de ATE en el HIGA San Martín, Eliana Aguirre.

El episodio volvió a poner el foco sobre las delicadas condiciones en que se encuentran los hospitales de la Provincia de Buenos Aires, que durante el 2018 protagonizaron fuertes protestas contra el gobierno de María Eugenia Vidal, donde denunciaron “el vaciamiento y la desidia” de la gestión.
“La situación de los establecimientos de salud es deplorable. Se están cayendo a pedazos literalmente.

No hay mantenimiento; se han hecho algunas guardias nuevas, pero como meras refacciones y tan mal hechas que se llueven por dentro, se caen los cielos rasos. Tenemos serios problemas en los hospitales”, dijo a Diagonales el ex ministro de Salud de la Nación, Daniel Gollán, quien fue lapidario con la administración de los últimos tres años.
“A esto debemos sumar los recortes en fondos, recursos humanos y materiales para los centros de salud.

Estamos con problemas de hantavirus, a eso sumemos lo que podría ser brotes de dengue. Para afrontar estos problemas estamos muy mal preparados, fundamentalmente, en el conurbano bonaerense”, agregó Gollán.

Carolina Bisgarra