“Sigue la persecución política judicial y mediática”, respondió enérgicamente el líder camionero Pablo Moyano a la citación indagatoria hecha por el fiscal Sebastián Scalera para el jueves 1 de noviembre, en la causa por asociación ilícita con la barra brava de Independiente, en donde está acusado de defraudar al club a través de la venta ilegal de entradas y el uso de socios truchos.

Moyano, en declaraciones a AgenHoy, remarcó que no se piensa “arrodillar ante este modelo económico de entrega” y afirmó: “Vamos a seguir peleando por el laburo por el salario y para que el Peronismo vuelva a ser gobierno”.

Pablo Moyano fue citado por el fiscal que había pedido sin éxito su detención y ahora deberá concurrir el jueves 1 de noviembre a las 8:30 a Lomas de Zamora y está obligado a presentarse, aunque no es necesaria la presencia del juez, que casualmente ese día vuelve de su licencia.

Ezequiel Bértola