Este miércoles se dio a conocer el caso de Magdalena Leguizamón, una jubilada de 66 años a la que le amputaron la pierna equivocada en el Nuevo Sanatorio Berazategui y la obra social difundió un mensaje.

La mujer llegó al Sanatorio con un diagnóstico de diabetes y los médicos le recomendaron amputar una pierna que tenía comprometida por la enfermedad. Al momento de la cirugía, se equivocaron y le amputaron la pierna equivocada. Por su parte, la familia realizó una denuncia por mala praxis e inició una investigación caratulada por lesiones culposas.

PAMI declaró que «desde un primer momento» se pusieron en contacto con las hijas de Magdalena» y pusieron a disposición todos los medios tanto para su inmediato traslado a otro prestador como para cualquier necesidad surgida a partir de este acontecimiento».

Además de haber iniciado una investigación interna para intentar determinar las responsabilidades del prestador, la obra social suspendió «de manera preventiva todas las cirugías traumatológicas programadas» en ese centro asistencial «y derivará a los pacientes afectados» a otros nosocomios.

LF