La compañía japonesa de tecnología, Panasonic, decidió abandonar el mercado argentino luego de sufrir el desplome mayor al 55% en las ventas durante 2019, en comparación con el 2018.

Desde la empresa, llevaron tranquilidad a sus clientes al asegurar la atención al cliente y la cobertura de garantías.

Todo esto se da al finalizar los 4 años de Mauricio Macri al frente del Ejecutivo, pero que ya llevaba otros 3 años de caída en el sector. Según el INDEC, en el último año de su gobierno, la economía acumuló una caída del 2,1%. En diciembre, la retracción fue del 0,3% interanual y, respecto a noviembre, subió un 0,2%.

Según Carlos Scimone, titular de la Cámara Argentina de Máquinas de Oficina (Camoca), «el sector viene con siete años acumulados de caída que se intensificaron en los últimos dos años al punto de superar el 50% en varios rubros. A esto hay que sumarle el hecho de que Argentina hace tiempo que se ha convertido en una suerte de ‘colador’ en general y para la electrónica en particular. Lo que hace que, hoy por hoy, por ejemplo, el 40% de la demanda de celulares se satisfaga vía fronteras sin despacho de importaciones».

«A futuro, es necesario replantearse si se va dar vía libre a los chinos para que cubran el mercado o si ponernos más firmes en el tema de controlar el ‘colador’ que son las fronteras. Cualquier empresa, con un volumen tan chico, tiene dificultades para mantener una estructura operativa. No llama la atención que se retire como ya han hecho otras», agregó.

LF