El precandidato a gobernador por el Frente de Todos, crítico la agresión verbal de Aníbal Fernández a María Eugenia Vidal, quien la comparó con el femicida múltiple Ricardo Barreda.

Luego del ataque verbal que realizó Aníbal Fernández a María Eugenia Vidal, a quien la comparó con el femicida múltiple Ricardo Barreda, Axil Kicillof buscó calmar las aguas en medio de la campaña.

«La comparación con un femicida me resultó penosa. Desde el primer día mi campaña se trata de proponer y discutir ideas y prioridades. No quiero una campaña sucia ni de agresiones. No es mi forma de hacer política», expresó.

De cara a las PASO, el precandidato a gobernador por el Frente de Todos aseguró que «mi campaña es mucho más sencilla. Se trata de recorrer la provincia, escuchar, de tomar nota».

El viernes pasado, Aníbal Fernández realizó varias críticas hacia la gobernadora María Eugenia Vidal, durante una entrevista periodística, allí el precanditado a concejal de Pinamar había expresado: «Se acuerdan que hacían una publicidad que decía: ¿A quién le confiaría a sus hijos usted, a Vidal o a (Aníbal) Fernández?», dijo Fernández durante una entrevista con Futurock, y continuó: «Yo, ¿sabés a quién no se los confío? A ella. Después veo con el resto, qué se yo, por ahí se los dejo a Barreda, pero a ella no, olvídate».

Por su parte, el precandidato a jefe de gobierno porteño del kirchnerismo, Matías Lammens, y el diputado Facundo Moyano, también criticaron a Fernández por sus dichos, al igual que todo el espacio de Cambiemos.

Agenhoy