«José Bulacio era un capataz de Florencio Varela, tenía 4 hijos y un trabajo en blanco en la obra del Aeropuerto de Ezeiza. Mauricio Macri en la aceleración por inaugurar obras llevó al desastre», afirmó el periodista.

Anguita se refirió a la insensibilidad del Macrial al contar que mientras «Andrés Watson, el intendente de Varela, visitó a la familia, el presidente de la nación no tuvo siquiera palabras de condolencias y tampoco se acercó a la casa de la víctima que quedaba apenas a 20 cuadras desde donde se inauguró el Metrobus«.

Por otra parte, el analista consideró que Guillermo Dietrich tiene responsabilidad de lo ocurrido en Ezeiza. «El ministro de Transporte es responsable de la tragedia porque si bien quiso desviar la mirada hacia Aeropuertos 2000, es quién está a cargo del contralor de las obras«. También agregó que la gobernación de la provincia de Buenos Aires es quién tiene en su órbita la seguridad e higiene en el lugar. «Controlan a las pymes pero no las grandes construcciones», alertó.

En éste sentido sentenció que «para Macri ni siquiera era necesario inaugurar el Metrobus«, porque para «Macri mostrarse con Maria Eugenia Vidal, de quién está distanciado, era mucho más importante que la vida de un trabajador argentino», y por eso el apuro por volver de Naciones Unidad, el objetivo era la foto junto con la gobernadora de la provincia de Buenos Aires.

Agenhoy