Para no ser pobre, una familia necesita 15.451 pesos

Compartir

En septiembre la canasta básica y la canasta alimentaria crecieron un 1,4%.

 Según el INDEC, una familia tipo necesitó en septiembre un ingreso de 15.451,58 pesos para no ser pobre, cifra que registró un aumento del 1,5% contra agosto.

De esta forma, la denominada Canasta Básica Alimentaria (CBA), que mide la indigencia, se ubicó en septiembre en 6.332,62 pesos, experimentando también un incremento del 1,4% contra el mes anterior.
En la comparación interanual, la CBA se encareció 19,7 por ciento en los últimos doce meses, en tanto que en el mismo período de comparación la CBT aumentó 22,2 por ciento.
De esta manera, una familia tipo -compuesta por dos adultos y dos niños de entre 6 y 8 años- necesitó en septiembre ingresos por 15.451,58 pesos para poder adquirir la cantidad de bienes y servicios que componen la Canasta Básica Total (CBT) y no caer debajo de la línea de pobreza.
En tanto, la misma familia requirió ingresos por 6.332,62 pesos para adquirir los bienes de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) en base a los precios relevados cada mes por el Índice de Precios al Consumidor del Gran Buenos Aires, para no caer por debajo del nivel de indigencia.
La CBA se determina tomando en cuenta los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto, de entre 30 y 60 años, de actividad moderada, cubra durante un mes esas necesidades.
Para ello se seleccionaron los alimentos y las cantidades en función de los hábitos de consumo de la población, a partir de la información provista por la Encuesta de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENGHo).
Para determinar la Canasta Básica Total (CBT) se amplía la CBA, considerando los bienes y servicios no alimentarios.

Compartir

Comentarios