Los trabajadores del nosocomio anunciaron su estado de asamblea permanente, denunciaron el vaciamiento de la institución infantil concebida para el cuidado de sus hijos durante la jornada laboral y solicitaron medidas urgentes respecto a problemas de infraestructura e insuficiencia de personal.

A principios de mes, las autoridades del Hospital “Sor María Ludovica” junto a integrantes de su cooperadora informaron que las instalaciones del jardín parental “Casita de Papel” debían estar desocupadas para vender la propiedad y afrontar el pago de un juicio.

El personal del centro sanitario explicó que el gobierno provincial otorgó un subsidio para adquirir un inmueble con destino de guardería en el año 1987. “Si la gobernación bonaerense invirtió recursos en un proyecto destinado al bien común, no debería ser usufructuado por una entidad privada para resolver un pleito judicial”, argumentaron mediante un comunicado.

“Cuando la situación adquirió notoriedad, asumieron el compromiso de restaurar la infraestructura dañada e incluso desde el Ministerio prometieron ampliar su capacidad para albergar más niños. Sin embargo, el riesgo de venta no cesó”, detalló Cesar Marschoff, empleado del establecimiento.

Por su parte, el Subsecretario de Salud de la Provincia prometió incrementar el staff de profesionales, subir la matrícula para recibir hasta cuarenta chicos repartidos en dos turnos y destinar una partida de dinero para las refacciones necesarias.

“Los directivos enviaron una nota donde aclaraban que el edificio recibió la aptitud para su comercialización y solicitaban el traslado de los pequeños a la guardería del Hospital Rossi”, describieron en el parte.

Por último, recordaron que su reclamo consistía en efectivizar la cesión definitiva del lugar, garantizar las mejoras edilicias y aumentar los miembros de la planta permanente para sumar vacantes.   

AgenHoy Digital