La demanda fue realizada por  el gremio de farmacéuticos y por la Confederación Farmacéutica Argentina.

A medida de que van pasando los meses, la tendencia no se modifica: los precios de los medicamentos continúan aumentando mientras el consumo se desploma. Una situación que lleva a que pacientes, sobre todo adultos mayores, no puedan hacer frente a los incrementos y, por otro lado, que peligren cientos de farmacias, que al no vender remedios terminan cerrando.

Septiembre, en este contexto, post devaluación de las PASO, fue “el peor mes” ya que, coinciden distintas fuentes del sector, existieron subas de remedios del 7% y se espera otro 7% para octubre, superando a la inflación de manera holgada (se calculan que los remedios ya aumentaron en promedio 55% en lo que va del año)

Para Marcelo Peretta, referente del Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos, esto hace peligrar fuentes de trabajo: «87 farmacias cerradas en el 2019, y nada menos que 520 desde que asumió este Gobierno», expresó.

A su vez, destacó que se perdieron 4 mil empleos en los últimos tres años y medio y que “1.500 trabajadores registrados pasaron a monotributar por un decreto de la gobernadora María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires”.

E insistió en pedir que “se quite el IVA de los medicamentos y que se congele el precio por 90 días. Que se regule un sector totalmente desregulado”.

Pero advirtió que «el Gobierno no tiene en agenda la salud publica. Tiene en agenda el dólar y llegar a la elección, tratar de profundizar su pelea con el kirchnerismo, plantear que se va la república si ellos pierden. Pero en el medio no hay decisión que permita revertir esto que le digo, un cuadro crítico para la salud de la gente».

Desde la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) reclamaron que «el Gobierno cumpla rápidamente y acorte plazos de pago del PAMI, y lo mismo en el caso de los gobiernos provinciales con las obras sociales» y considere a las farmacias como «un bien social»: «El medicamento es un bien social. Sin que nos pague el Estado, es imposible» y que «las farmacias son minipymes, y está vedado el acceso al crédito».

Por otro lado, pidieron a las autoridades que baje Ingresos Brutos: «En la cadena de valor del medicamento pedimos que nos descompriman Ingresos Brutos, sobre todo en la provincia de Buenos Aires, donde lo cobran cuando el medicamento se compra. No se puede garantizar que se venda y esto complica mucho en la crisis».

AgenHoy Digital