Piero: Especial Día del Padre

Compartir

El cantante y compositor se tomó unos minutos de su gira por EEUU para hablar por la 97.7 en vísperas a una fecha importante para los papás en Argentina. Recuerdos y anécdotas de un himno al “viejo” con sello propio.

El tema “Mi viejo” de su álbum debut del año 1969, fue el disparador para comenzar la entrevista al celebrarse en nuestro país el Día del Padre. En este punto, recordó que la canción nació como un homenaje a los padres, pero bajo la premisa de no decirle “papito te quiero mucho y hoy te canto esta canción, sino algo que realmente demuestre agradecimiento”.

“Estuvimos varios días, como diez días hablando nada más. Revalorizando al viejo de lo que significaba, lo que era”, contó sobre esa suerte de himno que pronto pegó y se desparramó por todo América, y que compuso junto a José Tcherkaski.

Cuando todo estuvo listo, contó que con tremenda ansiedad quiso ir a cantársela a su papá, viajando de Palermo al barrio porteño de Belgrano. “Llego y estaba solo. Me lo llevo al living. Cierro la puerta y le digo ‘escuchá este temita’”, relató. Cuando la canción había comenzado “al rato levanto la mirada y lo veo llorando. Llorando mal, como nunca lo había visto. Seguí con la otra estrofa, y el estribillo, y de nuevo la siguiente estrofa y el estribillo hasta que por fin terminé. Fue un parto realmente porque yo tenía un nudo en la garganta peor que el de él”, detalló.

Al terminar, hizo silencio esperando que su papá “diga lo que quiera”. “Pero no decía nada, caminaba por todo el living, hasta que pasaron como tres minutos que es lo que dura la canción , y se acerca limpiándose los anteojos. Se para, me mira fijo y me dice: ‘Ma, quién camina lento… la puta que te parió’”, se rió al recordar los comienzos de esta canción que hasta el Papa Francisco no puede dejar de venerar.

Es que según contó, el mes pasado estuvo en Italia con el Papa Francisco, quien le agradeció inmensamente esta melodía ya que en ese momento no estaba en una buena relación con su padre, incluso no tenían diálogo, pero según contó su canción “generó toda una movida que terminé siendo muy amigo de mi viejo”.

“Dejarlos hacer, ir por lo que les gusta y ayudarlos a conseguirlo”, fue el consejo que Piero dejó para reflexionar con todos los padres sobre cómo debe ser el modo de relacionarse con los hijos.

“Ser padre es un aprendizaje de todos los días, no hay un manual para eso, son químicas”, consideró.

Compartir

Comentarios