Podrían imputar al maquinista por “estrago doloso”

Compartir

Julio Benítez, quien conducía el tren que chocó el sábado último,  presentó su declaración indagatoria ante el juez federal Ariel Lijo en los tribunales de Comodoro Py

 

 

Fuentes judiciales anticiparon que podría ser imputado por “estrago doloso”, una calificación más grave que culposo, aunque esto se definirá una vez que el magistrado tenga en su poder las imágenes del disco duro de la cámara ubicada en la cabina del tren que conducía el sábado a las 7.25.

 

La actual pareja del maquinista, Susana, quien tiene tres hijos de 9, 11 y 12 años con el detenido, a quien no pudo ver desde el accidente del sábado dijo que, “hay videos que muestran que es imposible sacar el disco, mi marido es derecho, le armaron esta causa, siempre tuvo problemas porque dice lo que piensa”, aseguró a la prensa sobre Benítez, quien traba en el Sarmiento hace 25 años.

 

La abogada Valeria Corbacho, se presentó como su defensora, la misma que patrocina a Marcos Córdoba, el maquinista procesado por la tragedia del tren de Once, en febrero de 2012, que causó 51 muertos en un choque en el mismo andén donde colisionó el tren el sábado con al menos 80 heridos.

 

Lijo espera recibir las imágenes del disco recuperado de la mochila del motorman durante su internación en el hospital Dupuytrén, una tarea encomendada a una empresa privada luego de que peritos de Gendarmería y la Policía Federal no pudieron recuperar el contenido.

 

Además  Lijo recibió testimonios de pasajeros de la formación y de quienes participaron de las tareas de rescate.

 

Compartir

Comentarios