La ruleta política comenzó a dar vueltas y juega con expectativa para elegir sus candidatos para las elecciones de octubre. En esa dirección, al  PJ bonaerense encargará  tres encuestas diferentes a través de las cuales buscará medir a los cuatro principales precandidatos de ese espacio desde donde saldrá el nombre del dirigente que encabece la boleta con la que disputará la gobernación de la provincia de Buenos Aires.

De esa manera, el justicialismo medirá las chances de sus principales espadas, los intendentes Verónica Magario (La Matanza), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y los diputados nacionales Axel Kicillof y Fernando Espinoza, cuyo candidato tendrá la difícil tarea de confrontar a la actual mandataria, María Eugenia Vidal, por el sillón de Dardo Rocha, evitando además, el pasar por una desgastante Primaria Abierta.


“Lo que sería el Comando Electoral del PJ de la provincia, le va a encargar  a diferentes consultoras, tres encuestas de las que saldrá el nombre del candidato”, señaló una fuente cercana a uno de los potenciales aspirantes a gobernador.


El dirigente, consideró además, que la medición quedará sujeta a la decisión de  la senadora nacional Cristina Kirchner: “Si ella se lanza, Axel Kicillof no puede ser candidato porque de suceder eso, habría una boleta con los nombres de Cristina a la presidencia, Kicillof a la gobernación, y Máximo quedaría en el primer lugar a diputado nacional, por lo que sería todo kirchnerismo y no creo que los intendentes estén dispuestos a aceptarlo”, precisó la fuente.


Cabe recordar, que la mayoría de los intendentes provinciales vienen enarbolando la idea de que el nombre del candidato a suceder a Vidal tiene que salir de uno de sus pares.


Fue el propio titular del PJ de la provincia, el jefe comunal Fernando Gray (Esteban Echeverría), quien en su momento sostuvo que «el ideal» sería una fórmula encabezada «por un intendente del interior y uno del conurbano, respetando la igualdad de género».

a fuente consultada, que pertenece a un poderoso distrito del tercer cordón electoral, reconoció que la ex presidenta “todavía no dio ninguna señal concreta, pero en caso de ser candidata, el anuncio lo haría el 20 de junio, porque el 22 de junio cierran las listas”.


En esa dirección, si bien desde el núcleo cercano a Cristina niegan que esta haya tomado la decisión de avanzar con una eventual postulación, en las últimas horas la especie fue ratificada por el consultor y politólogo Raúl Timerman desde su cuenta de Twitter.


“No se si Alberto Fernández habrá confirmado la candidatura de Cristina. Lo que sí sé, es que muy posiblemente, el jueves 20 de Junio, Día de la Bandera, en cancha de Racing, presenta su candidatura a presidenta. Esta no la tenían, ¿no?”, dijo sin eufemismos Timerman.


“El problema está en si Cristina no llegara a presentarse, porque no tenemos tiempo para instalar otro candidato, salvo que ella tenga todo muy claro en su cabeza y lo único que haya que hacer es avanzar con otro dirigente, pero eso no lo sabemos y la única que lo tiene en claro es ella”, dijo otra fuente del peronismo consultada.


El dirigente señaló que lo único que quieren “es que se resuelva este tema porque la indefinición es peor que la campaña en sí misma, porque la campaña es complicada, pero una vez lanzados, nos vamos acomodando porque en ese caso, todos vamos para el mismo lado, pero estos momentos previos son muy intensos”, aclaró.

Melisa Delgado Niglia