Mientras que las enfermedades causadas por el virus de influenza se redujeron un 52%, los casos de neumonía bajaron un 57%.

Con la llegada del invierno suelen aumentar las probabilidades de contraer ciertas enfermedades respiratorias causadas por virus o bacterias. Este año, se produjo una disminución de las enfermedades respiratorias en todas las provincias, excepto Río Negro, según el Ministerio de Salud de la Nación.

Mientras que las enfermedades causadas por el virus de influenza se redujeron un 52%, los casos de neumonía bajaron un 57%. Se registraron 19.349 casos en todo el país, y los de bronquiolitis descendieron un 74%, con 18.283 casos confirmados hasta el 24 de mayo.

Según Valeria El Haj de OSPEDYC, estas enfermedades se transmiten por el contacto de las manos contaminadas con secreciones nasales y a través de las gotitas al toser o estornudar las personas infectadas.

Pero, ¿Cómo se puede explicar este fenómeno? La forma de contagio de estas enfermedades típicas de invierno es similar a la del coronavirus. Por eso las medidas adoptadas para proteger a la sociedad de la pandemia, como lavarse las manos de manera constante, el distanciamiento social, el uso de barbijos, la disminución de la cantidad de personas en los medios de transporte o el cierre de colegios dan como resultado la disminución de otras patologías respiratorias, como la gripe, el resfrío, la neumonía y la bronquiolitis, explica la Dra. Valeria El Haj.

Además del uso de barbijo y el distanciamiento social para prevenir el COVID-19, la Directora Médica Nacional de OSPEDYC, comparte las medidas más eficaces de protección de las enfermedades respiratorias típicas de invierno:

  • Cumplir con el Calendario Nacional de Vacunación
  • Lavarse las manos con frecuencia y correctamente con agua y jabón o alcohol en gel
  • Cubrirse la boca y la nariz con el brazo al toser o estornudar para evitar la propagación de gérmenes
  • Evitar llevarse las manos a la nariz, los ojos o la boca luego de tocar otras superficies
  • Ventilar los ambientes de la casa al menos una vez al día
  • Limpiar y desinfectar frecuentemente todas las superficies, especialmente aquellas que se utilizan con frecuencia. Para desinfectar se recomienda utilizar alcohol al 70% o lavandina
  • Evitar el consumo de remedios sin receta, ya que puede ocultar los síntomas de la enfermedad, dificultando un diagnóstico correcto y empeorando el cuadro clínico.
  • En el caso de presentar síntomas leves de algunas de estas enfermedades típicas del invierno, evitar concurrir a la guardia y tener en cuenta el uso de la telemedicina en caso de necesitar una consulta médica.
Liliana Lopez