Compartir

El crecimiento de los números de la deuda preocupan al gobierno bonaerense, que por la devaluación, deberá pagar $ 9 mil millones más. Tiene que ver con el aumento de la cotización del dólar hizo subir las acreencias en moneda extranjera, que representan el 57% de los vencimientos de 2018.


Se trata del pago de intereses y diversas amortizaciones que vencen en septiembre próximo, deuda que fue tomada por la administración de Daniel Scioli. La que tomó María Eugenia Vidal, que fue bastante, tiene otros plazos.
El ministro de Economía, Hernán Lacunza también sabe que en la cambiante Argentina tres meses pueden ser una eternidad y que, difícilmente, la tendencia alcista del dólar se detenga. Es que esos 9 mil millones de pesos antes citados corresponden a un cálculo al que se llega según las cotizaciones del dólar y el euro del último viernes.
Por lo que se sabe, los vencimientos en moneda extranjera de 2018 son por 841 millones de dólares y 460 millones de euros. Ergo, el gobierno provincial debe salir a comprar esas divisas con moneda nacional. En pesos, según el cierre del viernes, representan 35.254.380.000. El dólar mayorista cerró a $ 24,98 y el euro a $ 30,97.
En enero, habría tenido que desembolsar unos 26.180 millones de pesos, según lo que cotizaban ambas monedas en el inicio del año. Hay que recordar que las proyecciones oficiales sobre el dólar, plasmadas en el Presupuesto nacional, hablaban de no más de $ 19,30 por unidad durante 2018.
De todos modos, no hay desesperación en el entorno de Lacunza. Explican que, así como la devaluación y la inflación indexan indefectiblemente los pasivos de la Provincia, también generan el mismo efecto en los activos.
Ya sea aquellos que el Estado provincial posee en dólares, y que también se acrecientan por la devaluación, como otras tenencias que se tienen en pesos y que generan intereses y, claro, la previsible suba de la recaudación que se dará, justamente, por el proceso indexatorio general de la economía. “Habrá más erogaciones, pero también habrá más ingresos”, resumen las fuentes consultadas. En el gobierno bonaerense hablan, pues, de una suerte de “empate contable.La deuda total sigue equivaliendo a un 7,2% del Producto Bruto Geográfico (PBG), que es lo que se preveía a inicios de año”, explicó una alta fuente del ministerio de Economía.
De acuerdo a la información oficial del ministerio de Economía, disponible en Internet, la deuda de la provincia de Buenos Aires al 30 de septiembre de 2017 –el dato es viejo pero es el único oficial- arroja plazos manejables. Es que la mayoría de los vencimientos son, digamos, a mediano plazo (un 59,1% de los mismos) y a largo plazo (un 28,6%).

Los más urgentes, los que vencen este año y que representan el 12,3 del total, deben cancelarse según el siguiente detalle:

-Un 42.9 % del total son en pesos y representan 17.600 millones de la moneda nacional.

-Aquellos 841 millones de dólares implican un 34,7% de la deuda que vence en 2018.

-Los 460 millones de euros representan un 22,4% del total de la misma.

Es decir que de toda la deuda de la Provincia que vence este año, el 57,1% corresponde a acreencias en moneda extranjera.

Compartir

Comentarios