30/06/2017 | 09:32

Proponen cambios regulatorios en los servicios de practicaje portuario para favorecer el comercio exterior


Proponen cambios regulatorios en los servicios de practicaje portuario para favorecer el comercio exterior

La propuesta fue hecha por Defensa de la Competencia. La medida tiene impacto en los costos logísticos, permitirá mejorar la competitividad de las exportaciones argentinas y abaratar los insumos que muchas industrias nacionales utilizan.

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) presentó recomendaciones para mejorar el mercado de servicios de practicaje en los puertos para garantizar la competencia y bajar el costo de un elemento logístico fundamental para el comercio.

Los servicios públicos de practicaje y pilotaje consisten en las tareas que realiza a bordo de los buques el personal habilitado para asesorar al capitán en navegación, maniobras y reglamentación.

Con estos cambios regulatorios el Gobierno busca generar reducciones de 20% en los costos de practicaje y pilotaje. Así, bajarán los costos logísticos y aumentará la competitividad de las exportaciones argentinas. Al mismo tiempo, las medidas permitirán abaratar los insumos importados que utilizan las industrias nacionales y reducir el gasto público asociado a las importaciones de gas para uso residencial.

Se espera una reducción de USD 3 millones por año para el puerto de Bahía Blanca, de USD 2,4 millones por año para el Río de la Plata y USD 41 millones en el caso del Río Paraná. El Estado Nacional generará un ahorro de USD 8 millones por año en el costo de practicaje que paga por las importaciones de gas a través de buques metaneros.

Según el análisis de la CNDC el servicio de practicaje y pilotaje presenta problemas como potencial falta de competencia, barreras de entrada al mercado y presunta subordinación de la prestación de otros servicios portuarios.

Entre las observaciones de la CNDC se destaca que la habilitación de los prácticos es válida solamente en ciertas zonas geográficas específicas, lo cual genera incentivos para repartirse geográficamente los mercados entre los prestadores. Otra característica es que es un mercado con pocos oferentes y presencia de fuertes barreras al ingreso de nuevos competidores debido a los exámenes que deben rendirse para poder operar en este mercado.

Todos estos factores favorecen la cartelización entre los prestadores de los servicios de pilotaje y practicaje.

La CNDC recomendó a su vez, al Subsecretario de Puertos y Vías Navegables del Ministerio de Transporte de la Nación que establezca tarifas máximas para los servicios de practicaje y pilotaje hasta tanto se verifiquen condiciones de competencia efectiva; que determine nuevas tarifas máximas para los servicios vinculados y que defina un procedimiento para la actualización periódica de las tarifas de los servicios de practicaje y pilotaje, tanto básicos como conexos.

En el mismo sentido, la CNDC recomendó a la Secretaría de Gestión de Transporte y a la Armada Argentina la adopción de medidas necesarias para descartar la posible configuración de barreras a la entrada, que podría implicar el régimen de exámenes dispuesto para la habilitación de prácticos; medidas tendientes a eliminar barreras de entrada al mercado de practicaje y pilotaje y a evitar que se subordine la prestación de otros servicios portuarios o de ayuda a la navegación a la adquisición de servicios de practicaje y pilotaje de una misma empresa o de una empresa vinculada.

Los puertos relevantes para esta recomendación son los del Río de la Plata, los del Río Paraná y el Puerto de Bahía Blanca.

“Defensa de la competencia e inserción inteligente al mundo son dos pilares de nuestro Plan Productivo Nacional. En este caso, vemos cómo prácticas abusivas atentan contra las posibilidades de aumentar nuestro comercio exterior y afectan también los costos del Estado”, expresó Francisco Cabrera, ministro de Producción.

Por su parte, el secretario de Comercio Miguel Braun explicó que “la gran mayoría de las exportaciones e importaciones se realiza por vía marítima. Por este motivo, los costos de los servicios portuarios, entre ellos los de practicaje y pilotaje, constituyen un componente importante de los costos logísticos asociados al comercio internacional. Si hay abusos, vamos a combatirlos para mejorar nuestra competitividad y cuidar los recursos de todos los argentinos”.

El presidente de la CNDC, Esteban Greco, señaló que “seguimos encontrando mercados con serios problemas de competencia y estamos avanzando con todos los organismos competentes para garantizar las mejores condiciones y favorecer la competitividad de la economía argentina”.

El costo de los servicios de practicaje y pilotaje en Argentina puede alcanzar hasta un 45 % del costo total asociado a los servicios portuarios que debe afrontar una compañía naviera en el caso de buques con destino a puertos en el Río Paraná.

Según un estudio publicado por la Bolsa de Comercio de Rosario en mayo de 2016, los costos de practicaje y pilotaje en el puerto de Rosario y en el Río Paraná para un buque sojero (con una carga de 65 mil toneladas de porte bruto) ascendían a USD 104 mil y representaban un 5 % del total del costo de flete marítimo a China. Con un estimado anual de 2200 barcos, el costo anual de practicaje en esta zona sería de unos USD 220 millones. Los costos son más altos para buques más grandes.

En el caso del Río de la Plata, se estima que el costo anual de practicaje para los barcos que no remontan el Río Paraná es de USD 12 millones (un promedio de unos USD 30 mil por barco), mientras que, en el puerto de Bahía Blanca, el gasto anual en practicaje es de unos USD 15,5 millones (un promedio de USD 17.100 por barco).

En cuanto a los buques metaneros, se estima que el costo anual de los servicios de practicaje es de USD 44,1 millones, lo que representa un 21 % del costo total de recalada para el armador.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...