Un diputado del massismo presentó un proyecto para que las personas que tengan causas de corrupción no puedan presentarse como candidatos a cargos electivos o partidarios. La iniciativa modificará la Ley de elecciones Primarias, Abiertas y simultáneas (PASO) y la Ley Orgánica de los partidos políticos.


La iniciativa, que establece un sistema de «ficha limpia» como en Brasil, fue presentado por Ricardo Lissalde (Frente Renovador), y establece que cualquier persona que esté condenada en segunda instancia judicial no podrá presentarse en ninguna lista hasta que no se resuelva su situación procesal.
Según el autor, «el proyecto involucra una restricción temporaria del derecho a ser elegido con lo cual no sólo se respeta el principio de inocencia, sino que es uno de los tantos institutos cautelares que, de manera razonable, tiene lugar antes del dictado de la sentencia firme».
El impedimento alcanza a aquellas personas condenadas en segunda instancia por los delitos de enriquecimiento ilícito, malversación de caudales públicos, corrupción, y negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas, entre otros.
La iniciativa modificará la Ley de elecciones Primarias, Abiertas y simultáneas (PASO) y la Ley Orgánica de los partidos políticos. En los argumentos, Lissalde señaló que el antecedente más cercano es el caso de Brasil, donde la ley de «Ficha Limpia» se estableció luego de una iniciativa popular. En las últimas elecciones, esto le impidió al expresidente «Lula» Da Silva presentarse como candidato.
«Para lograr que la sociedad retome la confianza con los políticos, es necesario este tipo de iniciativas que den garantías de transparencia en un país donde la corrupción fue y es protagonista», señaló Lissalde.

NG