Causó enorme sorpresa en La Plata que una estatua viviente anti Macri se encadenara en las puertas de la  Gobernación para marcarle la cancha a María Eugenia Vidal con el hambre.

La estatua viviente que se hizo famosa por no ser crítica con los votantes de Cambiemos se encadenó  en la puerta principal de la Gobernación, situación que causó sorpresa tanto entre los funcionarios como entre la gente que circulaba por calle 6. Junto a su persona, en la reja, colgó pancartas con leyendas contrarias a las políticas del oficialismo y también a Vidal y Macri.

“Macri, gato”; “Vidal es igual a Macri y hambre para el pueblo” y “Vidal vos viajás todos los días en helicóptero, nosotros queremos comer”, fueron algunas de las leyendas que pudieron verse.

Vale recordar que días atrás, mientras se encontraba apostada en la esquina céntrica de 8 y 49, la estatua K que personifica a una figura de la antigua Grecia, comenzó a lanzar cánticos contra el oficialismo, entre ellos el ya famoso “Mauricio Macri, la puta que te parió”, hecho que no hizo más que profundizar la grieta: algunos la felicitaron, otros se enojaron.

Por caso, una señora con un celular en la mano increpó al personaje y este le espetó cantando “vieja gorila”. Luego que el caso estallara en las redes, Sergio Montero (la estatua), explicó a través de las redes sociales los motivos que lo llevaron a reaccionar de esa manera. “Gritó que éramos todos sidosos y traficantes, pisó los billetes y la gente la terminó abucheando”, indicó.

LF